¿Eres una persona multipotencial? Averigua si tienes estos rasgos

¿Qué quieres ser de mayor? ¿A cuántas de nosotras nos han hecho esta pregunta cuando éramos pequeñas? Probablemente a todas y, además, montones de veces.

Esta inocente pregunta, tantas veces formulada por los adultos a la espera de una respuesta (por lo menos divertida) por parte de los más pequeños, ha sido motivo de cierta preocupación e incluso ansiedad en algunas personas conforme iban cumpliendo años. ¿La razón? Que no tenían una única respuesta, y por tanto, no tenían una verdadera vocación. Si este era tu caso, puede que seas una persona multipotencial y no lo sepas.

El don de ser una persona multipotencial

Afortunadamente, las cosas comenzaron a cambiar de la misma forma que comienzan a cambiar muchas situaciones: cuando aparecen nuevos puntos de vista más integradores capaces de romper mitos excluyentes.

Y la llegada del término persona multipotencial o multipotentialite supuso un antes y un después para aquellos que descubrían este concepto y les aportaba un nuevo e interesante punto de vista, pero sobre todo para aquellos que se identificaban con ello. Porque lejos de ser un problema, defecto u obstáculo, ser una persona multipotencial es realmente un don.

¿Qué significa?

Aquellas que desde pequeñas hemos escuchado expresiones como “a ver si te centras en una sola cosa”, “¿pero qué quieres estudiar?” o perlas como “no se puede ser dos cosas a la vez” probablemente fuéramos también llamadas como “culo de mal asiento”, indecisas, dispersas… o tachadas directamente de inmaduras, cuando en realidad se encontraban con las capacidades de una persona multipotencial.

Son el tipo de personas que cuentan con múltiples intereses diversos, tanto de temáticas afines como completamente inconexas, y se entregan a descubrirlas y explorarlas con gran avidez. Porque si hay algo que les apasiona a las personas multipotenciales es aprender cosas nuevas y cada oportunidad con la que cuentan la afrontan como un reto.

Probablemente desde niñas todas contamos con esa particularidad, pero los adultos restringen en gran medida nuestras posibilidades desde el momento que se marca un camino como único y válido, condicionando con ello nuestra forma de pensar y haciéndola pasar por una sola vía.

¿Cuál es el origen del término multipotentialite?

La primera vez que se comenzó a tratar como una virtud lo que hasta entonces era contemplado como un defecto (a excepción de las épocas de mayor esplendor cultural de la historia, cuando curiosamente ya era visto como una cualidad) fue Frederickson en 1972, diciendo que una persona multipotencial era aquella que, al contar con los entornos adecuados, es capaz de seleccionar y desarrollar una serie de competencias a un alto nivel de capacitación.

Pero gracias a Emilie Wapnick y su inspiradora TED Talk de 2015 cuando integró con su concepto de persona multipotencial (multipotentialite) el término que englobaba a todo un colectivo de personas con éste tipo de características tan positivas como especiales.

Recurriendo a sus propias palabras “No hay nada raro en ti (…) La razón por la que no puedes encontrar tu verdadera vocación es que en realidad tienes muchas vocaciones. Todas tus obsesiones esporádicas y tus raros proyectos interdisciplinares encajan ahora”.

Características de este tipo de personas

Si te preguntas si tú misma formas parte de este talentoso grupo, a continuación te contamos algunas de las peculiaridades que caracterizan a una persona multipotencial.

Versatilidad

Gracias a su pluralidad de conocimientos procedentes de temáticas muy diversas tienen la posibilidad de formar parte de ámbitos muy variados, algo que les puede reportar gran variedad en las opciones de ocio por las que puedan decantarse como por los roles tan diferentes que pueden desempeñar laboralmente.

Flexibilidad mental y adaptabilidad

Tienen la gran habilidad de cambiar de registro sin dificultad y con ello poder atender ámbitos de diversa naturaleza con facilidad, lo cual les permite ser adaptables a los cambios (algo muy necesario a día de hoy por la velocidad a la que evolucionan las cosas).

Curiosidad innata

Para toda persona multipotencial ser curioso es un motor que lo conectará con una posible nueva pasión, y si descubre en ello algo que le resulte atractivo, representará un reto que le pondrá en marcha.

Amantes de conocimiento

Explorar, descubrir y conocer es como una secuencia habitual que se repite con frecuencia entre los multipotenciales.

Facilidad para el aprendizaje

Ligado a su curiosidad está la pasión por el aprendizaje, lo cual suele llevar a este tipo de personas a desarrollar una nueva faceta de sí mismos; cada aprendizaje es un reto.

Hábiles conectando ideas

Tienen la cualidad (y la ventaja) de ser capaces de asociar conceptos en apariencia inconexos.

Amplitud de miras

Al aceptar su pluralidad como algo que hace crecer su propia visión del mundo, suelen tener la capacidad de contemplar los hechos desde puntos de vista muy diversos.

El don de los emprendedores y de los profesionales más completos

Llegado a este punto quizás hayas descubierto que eres una persona multipotencial. En tal caso, te preguntarás cómo puede afectar este hecho a nivel profesional: Pues muy positivamente, porque puedes convertir tus pasiones en tu forma de vida. ¿Cómo? Diferenciándote de los demás con ese perfil único que nace de la suma de tus diversos intereses.

Ya que hemos ido desglosando las características propias de los multipotenciales, has de saber que pueden ser un plus y aportar un valor diferencial a nivel laboral respecto a quienes no lo son.

Por ejemplo, la versatilidad que presenta toda persona multipotencial para asumir distintos puestos y funciones le permitirán ser vista como una empleada polivalente que se puede adaptar a las situaciones cambiantes de un entorno laboral adverso. Y respecto a los emprendedores, esa misma ubicuidad le permite contar con la visión integradora que se necesita para asumir el rol de CEO de un proyecto.

Por otra parte, la avidez por el conocimiento puede ser una garantía de contar con personal constantemente actualizado, y en cuanto a esa proactividad hacia descubrir nuevos intereses puesta a disposición de las empresarios le permitirá expandirse hacia otras áreas.

En cuanto a la capacidad de conectar ideas propias de toda persona multipotencial, tanto en un rol como en el otro, ofrece una gran ventaja: la búsqueda de soluciones creativas para afrontar los problemas.

Algunos ejemplos de famosos multipotenciales

Que a lo largo de la historia de la humanidad hasta el día de hoy no haya habido una etiqueta con la que designar a todo aquel que se identificara con las características de una persona multipotencial no quiere decir que no hayan existido. De hecho, más bien al contrario, ya que encontramos ejemplos de personajes célebres que encajarían en este perfil desde tiempos inmemoriales.

Hipatia de Alejandría, Leonardo Da Vinci, Eleanor Roosevelt o Benjamin Franklin son algunas de las figuras históricas cuyo talento especial los convirtió en personajes célebres que siguen siendo admirados a día de hoy. O referentes más recientes como Steve Jobs, Timothy Ferriss (autor de “La semana laboral de cuatro horas”) e incluso la popular presentadora Oprah Winfrey.

¿Qué pasa si no lo soy?

¡Pues absolutamente nada! Si en tu caso eres una persona con un declarado afán por cierto tema, con un verdadero interés por saber más de ello y le dedicas tu tiempo con pasión, eres un especialista. Y la combinación ideal para los entornos de colaboración es contar con una persona multipotencial y un especialista (o varios).

Emilie Wapnick tenía una frase que utilizaba como un leitmotiv de los más inspirador: explora las intersecciones. Y con ello nos proponía un reto a todos los que nos identificábamos con una persona multipotencial: encontrar las conexiones que podían existir entre nuestros intereses para descubrir cuál es el hilo conductor con el que poder entrelazarlas de forma efectiva.

Y para aquellos que desde siempre hayan tenido claro cuál es su vocación real y hayan profundizado en ese campo con verdadera pasión, ¡seguid siendo así! Gracias a vosotros existen grandes especialistas en todas las áreas.

Por esa razón, ten clara una cosa: Tanto si eres una persona multipotencial como si eres una especialista, sigue haciendo lo que mejor se te da, porque será aquello en lo que puedas dejar tu huella. Seas como seas… ¡El mundo te necesita!