Reflexión: Los hijos no te dejan hacer nada

Te compartimos esta reflexión con mucho amor…

El otro día una mujer le decía a otra, antes de ser mamá viaja, disfruta, descansa, porque luego los hijos no te dejan hacer nada.

Y tiene razón…

Los hijos no te dejan hacer nada.

No te dejan dormir.
No te dejan bañarte.
No te dejan comer despacio… No, no… No te dejan comer.
No te dejan…
No te dejan hablar por teléfono.
No te dejan medirte ropa en la tienda.
No te dejan viajar ligero.
No te dejan ir al baño.
No te dejan.

Los hijos no te dejan hacer nada.

No te dejan estar triste.
No te dejan perder el tiempo.
No te dejan retroceder.
No te dejan dar menos del máximo.
No te dejan estancarte.
No te dejan decir no puedo.
No te dejan ser cobarde.
No te dejan de enseñar.
No te dejan de inspirar.
No te dejan de alimentar el alma.
No te dejan hundirte.
No te dejan rendirte.
No te dejan de hacer reír.

Los hijos no te dejan hacer nada…
Nada que no sea ser mejor, nada que no sea ser feliz.

Autor: Marisol Sanchez Valderrama
La Sexy Mama Vlog & Blog