Nunca le dije que me gustaba.

Todo comenzó cuando era muy pequeña e iba en la básica, me gustaba un niño que era muy tonto, nunca se dio cuenta de mis sentimiento por él. La cuestión es que la forma en que nos mirábamos y jugábamos hacía que cada día me gustará más. Un día yo llegué con una goma de borrar gigante que mi tía me había regalado y a él le llamó mucho la atención esa goma, bueno, en realidad sí llamaba la atención porque era muy grande, entonces decidió tomarla mientras que yo muy tonta le decía devuélvela , era muy chistoso, así transcurrían los días jugando con esa goma o a veces se me caía y él la recogía y seguíamos jugando. Un día cuando ya estaba por terminar la jornada de clases me quitó la goma y se la llevó con él,la verdad no entendía por qué se la había llevado con él y me quedé sin goma. Si no mal recuerdo al día siguiente me la trajo y se la recibí , pero él anotó, más bien talló con un lápiz en la goma si no mal recuerdo la hora del día que eran las doce con 10 minutos y me la entregó. A la salida del colegio en la tarde me quitó de nuevo la goma y estuvo mucho rato con ella y cuando me devolvió la goma tenía forma de corazón, en verdad no sé si era un corazón pero era muy similar, entonces la partió por la mitad y me entregó una parte y él se quedó con la otra y me dijo: tú te quedas con esta parte y yo con esta, y se fue, y yo quedé un poco parada como tonta en ese lugar. Lamentablemente yo nunca le dije que me gustaba, a lo mejor todo hubiese sido distinto pero algo que me duele pasó, perdí mi parte de la goma que con tanto cuidado había guardado, y no la puedo hallar, yo no quiero perder esa goma pues es el único recuerdo táctil que me queda de mi primer amor y perderla sería como perder una parte de mí.