No conozco la clave del éxito

Vivir nuestra propia vida en función de agradarle al resto es una misión imposible además de agotadora y que resta demasiada energía.
Uno tiene que priorizarse sin hacerle daño a los demás ni a uno mismo solo así estarás encaminado hacia tu propia felicidad y paz definitiva.
De otra manera vivirás en la eterna confusión ya que cada mente es distinta y tiene una cosmovisión diferente de las cosas. Ámate a ti mismo, se fiel contigo, mientras no dañes a nadie alcanzarás el verdadero éxito que ya está dentro de ti. La felicidad nace del interior y se proyecta al exterior; hacer lo contrario implica darle el control remoto de tu vida a los demás.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *