UN VASO DE LECHE

Un día, un muchacho pobre que vendía mercadería de puerta en puerta para pagar sus estudios, vio que sólo le quedaba una simple moneda de diez centavos y tenía hambre. Decidió que pediría comida en la próxima casa. Sin embargo, los nervios lo traicionaron cuando una encantadora joven le abrió la puerta. En vez de comida, le pidió un vaso de agua. Ella pensó que el joven tendría hambre y le dio un gran vaso de leche. Él bebió despacito y después le preguntó: –¿Cuánto le debo? -No me debes nada – respondió ella. Y continuó: -Pues te agradezco de todo corazón. Cuando Howard Nelly salió de aquella casa, no sólo se sintió más fuerte físicamente, sino que también su fe en Dios y en los hombres era más fuerte, porque estaba a punto de rendirse y dejar todo.



Años después, esa joven mujer se enfermó gravemente. Los médicos de su pueblo estaban confundidos. Finalmente la enviaron a la ciudad más cercana, donde llamaron a un especialista para estudiar su extraña enfermedad. Llamaron al Dr. Howard Kelly. Cuando el médico escuchó el nombre del pueblo de donde era ella, una extraña luz iluminó sus ojos. Inmediatamente, vestido con su bata de médico, fue a ver a la paciente y reconoció a aquella mujer. El doctor Kelly dedicó especial atención para salvar aquella vida. Después de una dura lucha, se ganó la batalla. El Dr. Kelly pidió a la administración del hospital que le enviaran la factura total de los gastos. El la pagó, después anotó algo y mandó que se la entregaran a la paciente. Ella tenía miedo de leer el documento, porque sabía que tendría el resto de su vida para pagar todos los gastos. Finalmente, leyó la factura y algo le llamó la atención. Decía lo siguiente: “Totalmente pagada hace muchos años con un vaso de leche, Dr. Howard Kelly.”
“Lo que haces hoy, Mañana, puede hacer la diferencia en tu vida.”

Ese dolor destroza tu ego, pero hace crecer tu alma.

Alejandro Jodorowsky
¿Cuándo algo se destruye en tu vida? ¿Cuándo algo entra en caos y reacomodo… qué herida toca en tí? ¿Qué memorias de qué pérdidas pasadas trae a tu corazón?
Llegamos a la luna llena previa al inicio de un nuevo ciclo astrológico. Todavía hoy nos toca el influjo del 12 de marzo en que aconteció una poderosa Luna llena en Virgo, llamándonos claramente a hacer transformaciones en los cambios y destrucciones que ya estamos viviendo actualmente. ¿Qué área de tu vida parece derrumbarse? … Ahí es donde está el llamado a sanar, a integrar, a reconocer, a RENACER.
A todos los seres humanos nos toca pasar por cambios en nuestra vida: mudanzas, pérdidas, reacomodos, reconstrucciones… pero la TRANSFORMACIÓN en cada uno de estos cambios es una ELECCIÓN, una elección que hacemos conscientemente: cuando tomamos todo el dolor que nos causa, miramos, reflexionamos y lo llevamos a una energía de renacimiento. Muchos llaman a esta cualidad resiliencia, que es la capacidad genuina de superar la adversidad, de abrazar los frutos de la adversidad para continuar en la vida con propósito y belleza.
Esta luna llena viene muy poderosa, pues la luna solitaria en su cuadrante en el signo de Virgo se pone opuesta al Sol que se encuentra conjunto a Quirón (sanador herido), a Palas (creatividad) y Mercurio (el mensajero sagrado): algo se ilumina en nuestros patrones actuales de vida, en nuestros hábitos, en la forma como abordamos la vida y su naturalidad. Y juntos, Luna y Sol cuadran a Saturno.
Hay algo que ya no cabe en nuestros hábitos, hay una re-estructuración en nuestro cotidiano que se deja ver por algo que recién terminó en nuestra vida: un episodio, una relación, un contrato, un adiós a la que fuimos y al parecer, ya no volverá.
La Abuela Luna por su parte nos está llamando a destejer ese lugar donde dejamos la herida, y al mismo tiempo nos llama a tejer con los hilos que nos quedan un nuevo lugar para comenzar. Si la miramos a través de la ventana, o por el oriente donde sale después del atardecer, ella podrá contarnos los secretos de tejer una nueva red, una nueva manera de danzar con el mundo y con nuestras relaciones… una nueva forma nacida desde la impecabilidad.
¿En qué área de tu vida sientes este llamado?
…¿En tu relación de pareja? ¿En tu alimentación? ¿En el cuidado amoroso hacia tu cuerpo? ¿En el cuidado amoroso a tus tejidos, conexiones neuronales, sistema nervioso? ¿En tu creatividad? ¿En el proyecto de vida que se asoma suavecito por tu corazón?
Ella nos está diciendo que aquí y ahora es momento de ofrendar esos viejos patrones, contándole los aprendizajes que obtuviste, para cerrar el capítulo.
Las próximas dos semanas podrás dedicarlas a reflexionar contigo, a mirarte para detectar puntualmente cuáles son esos hábitos que requieres dejar ya, cuál es la vieja historia que te cuentas y que necesitas despedir. Estas dos semanas serán un buen momento para acudir a consulta con un especialista en salud, revisar lo que duele en tu cuerpo para poder entrar en rehabilitación, descansar, reconectarte con tu corazón para saber qué es eso que se ha ido de tu vida y que no puedes terminar de soltar porque tal vez, necesitas liberar el contrato energético.
Por otro lado de este eje, el Sol junto con Mercurio, Quirón y Palas nos iluminan el camino para reconocer lo que sí queda, lo que aún está encendido en nosotras como esencia de esa resiliencia, que son las herramientas con las que contamos para elegir seguir adelante en consciencia. Y transformarnos.
La astrología de esta luna llena nos muestra un escenario difícil, en su cuadratura (movimiento tenso) con Saturno (el padre-disciplina) nos pide tomar mucha consciencia acerca de cómo vivimos nuestra libertad, nuestra espiritualidad y la construcción de una nueva cultura -basada en el amor y no en el miedo.
Así que es posible, que revivamos miedos que ya hemos sentido en pérdidas pasadas; es posible que volvamos a sentir en el cuerpo la sensación de pérdida y duelo. Pero esto sólo será un camino para darnos cuenta que aquí y ahora es distinto, que aquí y ahora elegimos estar despiertas en esta destrucción, que en este presente tenemos nuevas herramientas para poder transitar la espiral de la pérdida, que nos tenemos a nosotras y eso es mucho más que suficiente.
Estamos siendo llamadas a hacernos cargo de la semilla que está dormida en la tierra, pero que nutrida por nuestras aguas internas, sostenidas por nuestras manos activas y por nuestra elección de recibir en prosperidad, está a punto de germinar. Cuando una semilla se abre paso por la tierra y da su primer brillo hacia el cielo, es porque ha elegido romper su cáscara, soltar lo que fue su hogar primero, para florecer. Aquí y ahora estamos en ese momento.
¿Elegimos romper la cáscara? ¿Elegimos navegar el dolor de hacerlo con amor y compasión?
Sólo la semilla que rompe su cáscara
es capaz de atreverse a la aventura de la vida.
Khalil Gibrán

¡No te rindas, sigue conduciendo!

Un joven conducía junto con su padre. Se toparon con una tormenta, y el joven le preguntó a su padre: ¿Qué debo hacer?
Dijo: “Sigue conduciendo”.
Los coches empezaron a orillarse hacia afuera de la carretera, la tormenta estaba empeorando.
“Que debo hacer.”
-preguntó el joven.
“Sigue conduciendo”, respondió su padre.
A unos cuantos metros, se dio cuenta de que un trailer también se estaba orillando.
El le dijo a su papá: “Debo detenerme, apenas puedo ver adelante. Es terrible, y todo el mundo se está orillando!”
Su padre le dijo: “¡No te rindas, sigue conduciendo!”
Ahora la tormenta era terrible, pero el nunca dejó de conducir, y pronto pudo ver un poco más claramente. Después de un par de kilometros volvió a estar en tierra firme, y salió el sol.
Su padre le dijo: “Ahora puedes parar y salir.”
El dijo: “¿Pero por qué ahora?”
Dijo: “Cuando salgas, mira atrás a todas las personas que se rindieron y todavía están en la tormenta, porque nunca te rendiste, tu tormenta ha terminado.
Este es un testimonio para cualquiera que esté pasando por “tiempos difíciles”.
Sólo porque todos los demás, incluso los más fuertes, se rinden.
Tu No tienes porque … si sigues adelante, pronto tu tormenta terminará y el sol brillará sobre tu rostro otra vez.

“Nunca te rindas”

Comparte


Aprender de las aguilas

Entre las aves, el águila es la que vive mas tiempo, cerca de 70 años.
Pero para alcanzar esta edad, ella debe tomar una difícil decisión; nacer de nuevo.
A los 40 años sus uñas se encogen y se ablandan, dificultándole agarrar las presas de las cuales se alimenta. El pico alargado y puntiagudo, se encorva. Las alas envejecidas y pesadas, se le doblan sobre el pecho, impidiéndole emprender vuelos ágiles y veloces.

Le quedan al águila dos alternativas:
Morir o pasar por una dura prueba a lo largo de 150 días. esta prueba consiste en volar a la cumbre de una montaña y buscar abrigo en un nicho cavado en la peña. Alli golpea el pico viejo contra la peña hasta quebrarlo. Y espera hasta que le crezca el nuevo y pueda con el arrancarse las uñas. Cuando despuntan las uñas nuevas, el águila extirpa las plumas viejas y despues de cinco meses, crecidas las plumas nuevas, arranca a volar de nuevo, decidida a vivir otros 30 años.

A lo largo de la existencia, la posibilidad de sobrevivir depende muchas veces de imitar el ejemplo del águila. El que se entrega, abatido, al peso del sufrimiento y de las dificultades, tiende a abreviar sus dias.

El valioso tiempo de los maduros

Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente. Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido. Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades. No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados. No tolero a maniobreros y ventajeros. Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros. Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos. Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa… Sin muchas golosinas en el paquete… Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana. Que sepa reír, de sus errores. Que no se envanezca, con sus triunfos. Que no se considere electa, antes de hora. Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana. Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez. Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena. Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas… Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí…. tengo prisa… por vivir con la intensidad, que sólo la madurez puede dar. Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan… Estoy seguro que serán más exquisitas, que las que hasta ahora he comido. Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia. Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera llegarás

Carta a quien me lastimó

Te escribo esta carta a ti, aunque nunca la leas. Me hiciste daño, mucho daño. En la naturaleza no existe la justicia y yo sigo sufriendo. Pero hoy me he dado cuenta que de alguna forma tengo que sacar de dentro de mí el profundo pesar que siento y eso es lo que voy a hacer.
Desconfío del rencor porque no es un buen amigo, por eso no lo quiero conmigo. Además el rencor nos lleva a sentir miedo y es precisamente lo que necesito que desaparezca. No es que te tema, es que tengo miedo a revivir mi sufrimiento y a volver a caer en el mismo error.
Por eso he decidido que tengo que afrontarlo, ponerme frente a frente a tu persona y a todo lo que tú significas; sea en mi mente o no, y hacerme valer. Si reduzco este miedo conseguiré reducir todos los demás.
Yo te quería y confiaba en ti, ¿sabes? En realidad no pedía nada extraordinario pero si lo hubiese sabido no hubiese permitido que me dañaras. No voy a olvidar nunca lo insoportable que es este dolor ni lo mucho que me ha enseñado. Al fin y al cabo te tengo que dar las gracias por algo.
He aprendido que no puedes darle a alguien algo que no quiere recibir. Te permitiste el lujo de dejármelo demasiado claro; tanto como lo importante que es saber lo que es malo en tu vida y te está consumiendo.
Pues sí, me he dado cuenta de que eras tan perjudicial para mí que me has impedido avanzar durante mucho tiempo.
Como alguien dijo alguna vez el verdadero odio es el desinterés, y el asesinato perfecto es el olvido. No pienso arrojar una piedra hacia arriba, pues lo más probable es que caiga en mi cabeza. Desde luego que no aportaría felicidad, sino que sumaría miseria a mi vida sin contemplación.
Dicen que sangrar no duele, que es placentero, que es como si te disolvieras en aceite y respiraras muy hondo. Lo mismo pasa con el dolor en el alma, de alguna forma te anestesia y no eres consciente de lo que está suponiendo para ti hasta que es demasiado tarde.
Quizás estoy escribiendo estas líneas con lágrimas de sangre y de puro dolor pero estoy cogiendo el mando y haciéndome con el timón porque he llegado a tiempo de ir más allá y superar lo que tú provocaste en mí.
He de decirte que escribo esto porque detrás de mi coraje existe una gran tristeza, una infinita humillación y una delicada decepción. Siento que camino por encima de un volcán mientras mi vida pende de un hilo, por lo que tengo que soltar el lastre que supone cargar con lo que tú ocasionaste en mi interior.
Necesito muy poco para estar bien pero es por eso que tengo que sacar de dentro de mí todo este dolor. A partir de hoy no te guardo rencor ni ira ni rabia, no quiero cosas innecesarias en mi corazón. Toda experiencia dolorosa encierra dentro una gran semilla de crecimiento y liberación.
La realidad es que hoy me pregunté si podía hacer algo valioso, entonces decidí escribir esto. Esta carta no es por ti, es por mí, porque necesito liberar de mi espalda tu carga. Me he parado a pensar en que no quiero nada negativo en mi vida y me he dado cuenta de que ahí estás tú y todo lo que hiciste, así como la forma en la que me haces sentir.
Me he percatado de que reflexionar sobre ti es el mayor acto de amor propio que puedo llevar a cabo. Hoy puedo decir que me estás haciendo un favor porque ahora más que nunca me quiero y sé que no quiero hacer de mi cuerpo la tumba de mi alma, que puedo afrontar todo lo que hay en mi interior. No hay que tener miedo a vivir porque todo consiste en reaprender a hacerlo.
Cuando mantienes tu resentimiento hacia otra persona, estás amarrado a esa persona o a esa situación, por un vínculo emocional que es más fuerte que el acero. Perdonar es la única forma de disolver ese vínculo y lograr la libertad
Catherine Ponder 

Cómo triunfar en una discusión, según Gandhi.

Cómo triunfar en una discusión, según Gandhi

La vida de Mahatma Gandhi está llena de historias y de anécdotas sobre confrontaciones que terminan aportando grandes dosis de sabiduría. De hecho, este hombre alcanzó la fama y pasó a la historia por ser el primero en plantear una “guerra” sin violencia.
Se cuenta, por ejemplo, que una vez se sentó a comer al lado de un profesor en la Universidad de Londres. El profesor le pidió que se retirara porque “las aves y los cerdos no pueden comer juntos”. Gandhi se levantó y dijo: “No se preocupe profesor, yo me voy volando”.
Gandhi casi siempre se salía con la suya en las discusiones. Pero lo hacía con tan inteligencia y tal gracia, que finalmente aportaba algo a su contrincante. Lo suyo, más que ganar la discusión, era revelar un aprendizaje extraído de la situación. Así, si os parece, vamos a detallar sus sugerencias para triunfar en una discusión.

No ser egoísta y argumentar de manera sólida

Para Gandhi toda perspectiva de un problema debe abarcar también la condición del oponente. Teniendo clara esta idea destruyó el monopolio de la industria textil inglesa y luego se presentó en cada una de las fábricas para disculparse por los despidos que había ocasionado.
También se caracterizó por estudiar a fondo cada tema. No se conformaba con tener una visión superficial del mundo. Leía, ahondaba, consultaba. Todo ello le permitía formarse una opinión informada y sólida acerca de cualquier asunto. Esa es sin duda una clave para enfrentar cualquier debate.

Entrenar la fortaleza física y la paciencia

Pensaba que la fortaleza del cuerpo contribuye de forma decisiva a la fortaleza de la mente. Gandhi se caracterizó por mantener una buena forma física, lo que le permitió sobrellevar duros momentos con una capacidad de recuperación asombrosa. El entrenamiento del cuerpo aporta templanza, fortalecimiento de la voluntad y autocontrol.
La paciencia, por su parte, es el entrenamiento de la mente. Gandhi decía que un muro debe construirse ladrillo por ladrillo. Y que cada pieza tiene su propio momento para instalarse allí. La paciencia es un rasgo propio de las mentes más fuertes. No ceder al primer impulso es clave para triunfar, especialmente en una confrontación.

Empatizar con el otro, involucrarnos con sus emociones

Gandhi pregonó ideas que tenían alcance universal. Sus principios no eran producto de una visión localista o caprichosa. Todo lo contrario. En sus ideas y su lucha también estaba presente toda la humanidad. Su doctrina se enfocaba primero a su propio pueblo, pero estaba inspirada en valores universales.
Este líder otorgaba un lugar importante a las emociones. Su discurso no era netamente ideológico. Intentaba comprender la posición de sus oponentes y tenía en cuenta lo que pudieran sentir. Por eso cientos de miles de personas en el mundo lo siguieron y lo admiraron, aunque no compartieran su causa. Ganar una confrontación no implica necesariamente anular al otro.

Hablar en lenguaje sencillo y ser transparente

La sencillez en su discurso es algo que caracteriza a los grandes líderes. No hablan para ser admirados, hablan para ser comprendidos. Y la mejor manera de fomentar la comprensión es utilizar un lenguaje simple, que cualquiera pueda entender.
Esto sería populismo si detrás de ello hubiese intereses escondidos. Pero si las palabras simples no esconden verdades ocultas, llegan al corazón de las personas. Un discurso auténtico y genuino tiene un gran poder de convicción. Y también conlleva respeto. Una discusión verbal se gana así: con argumentos profundos, dichos de manera sencilla y sin mentiras.

Crecer en autosuficiencia y perseverar

Gandhi se empeñó en obtener su propia sal. En hacer sus propias prendas de vestido y otros objetos de uso cotidiano. Convirtió la autosuficiencia en una forma de construir la libertad. Sabía que los lazos de dependencia no nacen en los grandes hechos, sino en los pequeños detalles. Y atacó el mal de raíz.
A este gran líder le llevó 55 años completar la independencia de la India, que era su gran sueño. Lo hizo a su modo: sin acudir a la violencia. Atravesó por miles de dificultades antes de lograrlo. Dificultades de todo orden, incluso conflictos consigo mismo. En el fondo sabía que la perseverancia es una llave que termina abriendo cualquier puerta y que la capacidad de persistir permite avanzar hacia el triunfo.
Todas las enseñanzas de Gandhi nos dejan un precioso catálogo de valores humanos. Su triunfo fue un triunfo del espíritu y por eso marcó un antes y un después. El más grande de todos sus preceptos fue el de confrontar, sin el objetivo de destruir al otro. De este modo nunca hay derrota, ya que es una vía segura para que todos terminen ganando, aunque no sea todo lo que les gustaría.
¿Si gustó la publicación? ¡Compártela con tus Amigos!

Este hombre conduce durante horas cada día de sequía para llevar agua a los animales salvajes sedientos.

Este hombre conduce durante horas cada día de sequía para llevar agua a los animales salvajes sedientos.
Mwalua se pasa unas cuantas horas conduciendo cada día para llenar de agua los aguaderos secos. Cada vez que aparece con un camión lleno con más de 11.000 litros de agua, los elefantes, búfalos, antílopes y cebras vienen a saludarle. “No hay nada de agua en absoluto, así que los animales dependen de los humanos,” dijo Mawalua a The Dodo. “Si no los ayudamos, morirán.”

COSAS QUE ABANDONAR PARA SER FELIZ

Me encontré con esta foto, y me inspiré a desarrollártela en un post.
No es que sean las únicas cosas que estaría bien abandonar, o que sean las mas importantes *algunas sí lo son* , pero te aseguro que si PACTAS CONTIGO MISMA abandonar estas 8 actitudes, y las sustituyes por las 8 equivalentes que te sugiero, tu VIDA SE TRANSFORMARÁ DE FORMAS INCREÍBLES!!
Aquí van, te traduzco el texto de la foto:
* Dudar de ti Misma
* Pensamientos Negativos
* Miedo al Fracaso
* Criticarte a ti misma y a otros
* Reflexiones y Diálogo Interno Negativo
* Procastinar
* Miedo al Éxito
* Agradar a la gente

1# Dudar de ti Misma…

Recuerda que si quieres, PUEDES. Forma parte de tu Camino.

2# Pensamientos Negativos

El pensamiento negativo está ahí por inercia, y no para, a no ser que realices una práctica diaria consciente y constante para evitarlo. En caso contrario, lo fácil es que lleguen pensamientos negativos, a veces en forma de dudas, otras anticipándonos a un futuro que aún no ha llegado, pero de forma totalmente pesimista.. y es que a la mente le encanta divagar, y por inercia tira de las experiencias del pasado negativas. 
La excepción aquí es que hayas liberado y sanado conscientemente esas memorias negativas, ya sea con EFT o con cualquier técnica o metodología que te resulte útil para ese fin.
O tal vez estás debajo de una gruesa capa de sentirte poco valiosa, o poco merecedora, de sentir que no eres lo bastante buena. Entonces todos tus pensamientos van a encajar con esas creencias.
Y lo peor de todo, tal vez esos pensamientos sean tan repetitivos que los consideres algo natural y ni siquiera te estés dando cuenta!!

Busca estrategias para frenar el pensamiento negativo, y juega a VER LO POSITIVO en cada situación. De momento respira profundo, AHORA, y durante 2 segundos descansa tu mente… exhala… observa como puedes parar tu mente y encontrar paz con tan solo respirar conscientemente.
Te animo a escribir, reflexionar sobre qué emociones y creencias alimentan tu auto-crítica y tus pensamientos negativos. Tal vez es hora de soltar, y de auto-perdonarte…
Tengo multitud de anécdotas practicando Tapping con mis clientes y alumnos, en que esa autocrítica, auto exigencia, o esa tendencia a pensar-lo-peor se transmutaba mágicamente, y donde había rabia, dolor, culpa… EN MINUTOS, amb@s nos estábamos riendo de todo ello!!
La persona había estado viviendo desde una perspectiva de un niño o niña… o de ella misma en un pasado donde aún no tenía los recursos que tiene ahora, donde ha aprendido cosas nuevas. La herida “como por arte de magia” le impedía acceder a esa conclusión y a esa nueva mirada.
Y al sanar esa herida, podía ser fiel , de forma natural y coherente, alineando su sentir  y su pensar, adoptando creencias positivas mas afines a su ser esencial.
 

3# Miedo a Fracasar

El fracaso es un invento de la mente y NO Existe. Cada situación, aunque no sea tal y como habías esperado, es perfecta, te aporta experiencia y entraña un aprendizaje positivo para ti.
Suelta las Expectativas y Abraza cada Experiencia.
De esta forma encontrarás los regalos positivos que tiene para ti-
 

4# Criticar, a ti Mism@ o a otros

Así como es fuera, es adentro.. Y VICEVERSA…
Si estás siempre en la crítica, de ti mism@ y de los demás, estarás atrayendo mas situaciones que te disgutan… juega a VER en el momento que te das cuenta que estás criticando o juzgando un don, una bendición o/y algo agradable en ti mism@, o/y en la persona o situación objetos de tu crítica.
 

5# Charla Interna Negativa

Leer “Pensamiento Negativo” y el punto previo

Ah!! y una nota de humor:
¿Sabes por qué los ángeles vuelan?
¡¡¡¡Porque se toman a sí mismos a la ligera!!!

6# Procastinar.

No postergues aquello que deseas alcanzar, muévete en la dirección de donde habitan tus Sueños y Objetivos.
Procastinar es una forma encubierta de no salir de tu zona de comfort, parapetada tras millones de excusas mentales, para no aventurarte en las nuevas sorpresas maravillosas que la vida tiene para ti.
Si, da un poco de miedo lo desconocido, la mente en seguida piensa “en automático” (a veces ni siquiera te das cuenta de ello) que las cosas pueden ir a peor.
O temes el dolor, el “sacrificio” que supone la comodidad que encierra la actual situación, ¡¡aunque nos haga infelices!!!… permite que duela, transforma “sacrificio” en determinación y deseo, márcate un plan alcanzable, a corto y medio plazo, en el que puedas ver tus avances diarios. ¡¡Y a por ello!!

7# Miedo al Éxito.

Un motivo encubierto de procastinación y de autosabotaje. Otra forma de pensamiento negativo, ya que a pesar de que sabes que tendrás éxito si vas a por ello (y esto sería un pensamiento positivo) lo encubres al darle mas fuerza al miedos como el miedo a brillar, a molestar con tu éxito, a dejar de ser tú…TODO ilusiones de la mente. No es real.Es tu derecho y tu MISIÓN… BRILLAR ejerciendo todos tus Dones y Cualidades, y ese es el camino irremediable y necesario al éxito, tu camino. El éxito de Ser Tú.

8#Contentar y agradar a la Gente

Si quieres agradar a todo el mundo, te perderás en el intento, te desconectarás de ti, olvidarás quien eres realmente y lo que es peor, no lo habrás logrado. 100.000 millones de personas, 100.000 millones de opiniones diferentes. Y es imposible contentar a todas.
 
Se amable contigo mismo y con los demás, destierra para siempre la auto-crítica y la crítica en general, la charla interna negativa, los pensamientos negativos, las expectativas…. y te sorprenderás a CUANTA GENTE AGRADAS sin necesidad de perder tu energía en contentarlos, siendo fiel a ti mism@ en todo momento.
Importante no confundir aquí la posibilidad de que tal vez no te apetece mucho hacer algo, pero sabiendo que vas a hacer un bien a alguien, con amor y voluntad propia, deseas ayudar, en una actitud de servicio, de beneficiar a alguien más.Aquí a dos claves fundamentales:
1.- No lo haces para contentar o agradar, sino porque deseas apoyar y acompañar a esa otra persona o causa.
2.- No es un sacrificio en el que pierdes energía porque en realidad no quieres, sino que es algo que tú eliges a hacer, y desde que tomas la decisión, incluso si antes de tomarla no te apetecía por el motivo que sea, los pasos que das lo haces con amor, recargándote de energía al hacerlo.
Y un termómetro para saber la diferencia:Ser conscientes de que una actitud de ayudar, o de servicio jamás te hará sentir mal.
Si te agota, si te tiene enfurruñada, si sientes rabia, o tristeza… entonces es mejor que no lo hagas, porque lo estás haciendo por los motivos equivocados, que suelen estar relacionados con la falta de amor y apreciación a ti misma. Es hora de ponerte tu primero y DECIR QUE NO.
Si te expande, te hace sentir bien y te carga las pilas, entonces es una actitud de servicio, o sencillamente algo que aunque te cuesta, lo quieres hacer :D, o que tal vez estés algo cansada, pero TE APETECE, y por tanto un SÍ. ????
Así que la próxima vez que vayas a hacer algo para agradar a otros, porque te lo piden, porque crees que es lo que esperan de ti.Asegúrate de tomarte un momento contigo misma, respirando, encontrando tu silencio interno, para escuchar la verdad de tu Ser.
Porque lo primero es escucharte ante la respuesta de ¿Qué quiero o qué necesito yo ahora? ¿Quiero acudir a esta llamada? Si es un sí adelante!! no lo pienses más. Si hay duda, contracción, frustración… mejor pregúntate de nuevo
¿Qué necesito yo ahora?… y no pienses más. DÁTELO.