Aprende a iniciar una relación sin miedo a que te rompan el corazón

Muchas mujeres se sabotean a sí mismas al momento de iniciar una nueva relación. Ese chico que tanto te gusta está babeando de amor por ti y se siente listo para estar contigo. Sin embargo, ¿cuántas veces has arruinado tu oportunidad? Pones pretextos como que no quieres hacerle daño o que te gusta como están ahora. Deja el temor a iniciar una nueva aventura en tu vida. Si no lo haces, nunca sabrás si ese chico es el amor de tu vida o simplemente una experiencia grata. ¿Es necesario darle tanto drama a tu vida? No lo creo. Problemas en la vida siempre habrá y no hay forma de huir de ellos; pese a ellos disfruta las oportunidades que el destino te depara. Con estos consejos podrás iniciar una relación sin miedo o preocupación de que te rompan el corazón. ¡disfrútalo!

OLVIDA TUS ERRORES DEL PASADO


Como dicen: ¡déjalo ir!, de nada sirve cargar los errores del pasado. Son una carga completamente innecesaria. El pasado está donde debe quedarse, y el presente es para empezar de nuevo. Qué importa si heriste los sentimientos de tu ex y se fue, mejor aprende del error que has cometido en vez de pensar en ello. Todos los errores vienen con una lección incluida para que puedas ser una mejor persona en el futuro.

DEJA IR TUS MALAS EXPERIENCIAS AMOROSAS


Sí, es doloroso cuando diste todo en una relación seria y se perdió como arte de magia. Sin embargo, no puedes estar lamentándote o evitar enamorarte de por vida. Y, sobre todo, evita fijarte en chicos que se parezcan a tu ex, solo para revivir los buenos momentos o algo similar porque ¡no funcionará! Recuerda que esta nueva persona en tu vida tiene otra personalidad, así como otra educación, gustos y puntos de vista. Lo cual hace de esta experiencia amorosa una nueva aventura para ti.

DISFRUTA CONOCER DE LA OTRA PERSONA


No todo se trata de ti. Observa los movimientos y gestos del chico que te pretende, lo que te gusta de él o lo que te podría enamorar después. Platiquen tranquilamente, intenta conocerlo y poco a poco él depositará su confianza hacia ti. Antes de comenzar algo serio es mejor empezar con una bonita amistad. Así sabrás que además de una pareja tienes a un amigo que te apoye y confía en ti. No vayas un paso más adelante de lo que es, disfruta conocer de él sin apuros.

VIVE NUEVAS EXPERIENCIAS


No te resignes a una sola conversación y al quedarte en casa el resto del día. Si este chico está buscando una relación contigo, de seguro está dispuesto a vivir nuevas experiencias. Deja de lado la idea de que te puedes aburrir y disfruta cada momento de la cita. Incluso si es algo super casual trata de divertirte lo más que puedas.

SÉ ABIERTA CON TUS PENSAMIENTOS


No tengas miedo a decir lo que piensas, pero evita ser hiriente hacia la otra persona. Piensa todo lo que quieras, pero tampoco lo hagas en exceso que podría llevarte a tomar decisiones que ni siquiera quieres hacer. Es importante que ambos respeten su opinión sin importar qué tan diferente sea. Nunca olvides que los polos opuestos se atraen y las almas gemelas se aburren, además: ¿qué sería lo interesante de esta persona si piensa igual que tú?

NO TE ADELANTES, VIVE EL PRESENTE


Un error fatal pero muy común en todas las mujeres es adelantarse en la relación. Por ejemplo: accedes a salir con él y en tu cabeza has visto el inicio, el desenlace y el final de esta historia amorosa como si fuera una película. Por favor ¡no lo hagas! Solo te estás dañando por algo que aún no sucede. Vive el presente y deja de preocuparte por el futuro, no significa que se vayan a casar. Disfruta y vive el momento, tal vez su relación dure años y ni siquiera lo habrás notado.

¡No debía!, pero me enamoré de mi amante perdidamente

Enamorarme de mi amante no era algo que tenía pensado que sucediera. En el fondo sabía que era algo que no debía de pasar. Tardé en darme cuenta de mis sentimientos hacia él, pero cuando los acepté las cosas comenzaron a complicarse. Mis prioridades, mis ideas sobre mi pareja y nuestra relación empezaron a cambiar de manera drástica desde que me enamoré de mi amante.

NO QUERÍA DARME CUENTA DE LA REALIDAD

Tener un amante no es tan sencillo, al principio me sentía incómoda e insegura sobre lo que hacía, sobre todo porque no era soltera. Sin embargo, nuestra relación fue avanzando, las cosas fluyeron y mi trato con él se hizo cotidiano. La pasión comenzó a crecer a pasos agigantados, pero sólo era eso: pasión, sexo y nada más. Él sabía que había alguien más en mi vida y no pensaba dejar mi relación. Ambos estábamos en la misma página y sabíamos lo que queríamos uno del otro. Las cosas comenzaron a cambiar cuando el sexo se convirtió en charlas sobre nuestros días, cenas, comidas casuales y serenatas entre las sábanas.

MI CORAZÓN PALPITABA CADA VEZ MÁS FUERTE

Siempre se alteraba mi cuerpo al saber que era momento de verlo, pero la excitación se transformó en algo más profundo con el paso del tiempo. Dejé de fantasear con sus brazos para comenzar a pensar en su mirada y su sonrisa. No podía ver lo que venía. Pasamos una noche juntos, fue la primera vez que pasábamos una noche completa, además en su cama.  Pequeños besos me despertaron y tomamos el desayuno en la cama. Me leyó por horas en voz alta y preparó mi té favorito. Me cantó sus canciones preferidas y bailamos casi desnudos en su sala. Incluso le di de comer al perro. Cuando llegó el momento de despedirnos no quería dejarlo ir. Había sucedido, me enamoré de mi amante.

ME ENAMORÉ DE MI AMANTE Y PAGARÍA LAS CONSECUENCIAS

Estaba enamorada, era obvio, tanto para mí como para mi pareja. Comenzó a notar mis cambios de humor, mis sonrisas y mis suspiros, pero nunca me dijo nada. Sólo se alejaba cada vez más de mí, yo creía que eso era imposible. Un día me sorprendió en mi casa al llegar con la cena, comida china que tanto me gusta. Comimos en silencio mientras veíamos la televisión y cuando terminó me lo dijo: “Sé que tienes a alguien más, no te culpo. Te descuidé al punto de no saber nada más de ti. Te entiendo”. Estaba impactada y no pude decir nada. Levantó los platos y apagó el televisor. Se despidió de mí con un beso en la frente y me pidió ser feliz. La culpa y el dolor en su mirada no me dejarían dormir las noches siguientes.

Y AL FINAL…

No le dije nada a nadie, no le dije a mi amante que ya no estaba atada a alguien más. Tras varios días de no contestarle los textos ni las llamadas se presentó en la puerta de mi casa. Estaba sorprendida, no lo esperaba, no le había importado encontrarse con quien había mi pareja. No le importó. Sólo quería saber si estaba bien. Estaba frente a mí con su cabello despeinado y sus grandes ojos marrones. Terminé llorando entre sus brazos y le conté todo. Me dijo que la próxima vez que nos viéramos podríamos estar juntos, el uno para el otro.

Cuatro días después tocó el timbre de mi casa.

Pequeña de 5 años va a ser adoptada, pero lo que ven al girar la cabeza los deja sin habla

Esta niña estuvo esperando varios años para ser adoptada legalmente por la familia que la había acogido desde pequeña. Lo que ocurrió en la sala de adopción, dejó a todos en shock.

Se trataba de un día muy especial para la pequeña Danielle. Ella había sido acogida cuando bebé y había llegado el momento de hacerla, oficial y legalmente, parte de la familia al completar el proceso de adopción.

Con apenas cinco años de edad, para Danielle pasar el día en el juzgado no pintaba para ser divertido. De eso estaban conscientes los encargados de llevar a cabo los trámites de adopción, y decidieron que harían de ese día uno que la pequeña jamás olvidaría.

Cuando la familia esperaba sentada en el juzgado llegó la primer sorpresa. Al entrar la juez, dijo saber que en la sala había una sorpresa y que ella iba a ser también una princesa, comenzó a ponerse un atuendo para caracterizarse como Blancanieves. Danielle tenía una enorme sonrisa en el rostro para entonces.

Pero no era todo, las personas encargadas del proceso de adopción tenían también complementos y ropas de cuento de hadas.

Princesas y príncipes inundaban toda la sala para gusto de la pequeña Danielle.

Fue la propia Danielle quien golpeó el martillo para dictar su sentencia de adopción mientras la sala entera gritaba jubilosa y apaludía de alegría.

Cuando el proceso hubo terminado todos festejaron con una gran fiesta a la que, por supuesto, fueron también invitadas las princesas.

A continuación te presentamos el video:

Ver y escuchar historias como estas, en las que las personas dan todo de sí por hacer feliz a un pequeño, son un hilo de esperanza en un mundo cada vez más egoísta e individualista. Cuando alguien está dispuesto a dejar de lado las vergüenzas y los miedos por hacer feliz a alguien más es sigo de que vamos por buen camino. Si estás de acuerdo comparte esta bonita historia con amigos y familiares. Recuerda dejarnos tus comentarios y regalarnos un Like.

Si te gustó no olvides apoyarnso con un like.

COSAS QUE ABANDONAR PARA SER FELIZ

Me encontré con esta foto, y me inspiré a desarrollártela en un post.
No es que sean las únicas cosas que estaría bien abandonar, o que sean las mas importantes *algunas sí lo son* , pero te aseguro que si PACTAS CONTIGO MISMA abandonar estas 8 actitudes, y las sustituyes por las 8 equivalentes que te sugiero, tu VIDA SE TRANSFORMARÁ DE FORMAS INCREÍBLES!!
Aquí van, te traduzco el texto de la foto:
* Dudar de ti Misma
* Pensamientos Negativos
* Miedo al Fracaso
* Criticarte a ti misma y a otros
* Reflexiones y Diálogo Interno Negativo
* Procastinar
* Miedo al Éxito
* Agradar a la gente

1# Dudar de ti Misma…

Recuerda que si quieres, PUEDES. Forma parte de tu Camino.

2# Pensamientos Negativos

El pensamiento negativo está ahí por inercia, y no para, a no ser que realices una práctica diaria consciente y constante para evitarlo. En caso contrario, lo fácil es que lleguen pensamientos negativos, a veces en forma de dudas, otras anticipándonos a un futuro que aún no ha llegado, pero de forma totalmente pesimista.. y es que a la mente le encanta divagar, y por inercia tira de las experiencias del pasado negativas. 
La excepción aquí es que hayas liberado y sanado conscientemente esas memorias negativas, ya sea con EFT o con cualquier técnica o metodología que te resulte útil para ese fin.
O tal vez estás debajo de una gruesa capa de sentirte poco valiosa, o poco merecedora, de sentir que no eres lo bastante buena. Entonces todos tus pensamientos van a encajar con esas creencias.
Y lo peor de todo, tal vez esos pensamientos sean tan repetitivos que los consideres algo natural y ni siquiera te estés dando cuenta!!

Busca estrategias para frenar el pensamiento negativo, y juega a VER LO POSITIVO en cada situación. De momento respira profundo, AHORA, y durante 2 segundos descansa tu mente… exhala… observa como puedes parar tu mente y encontrar paz con tan solo respirar conscientemente.
Te animo a escribir, reflexionar sobre qué emociones y creencias alimentan tu auto-crítica y tus pensamientos negativos. Tal vez es hora de soltar, y de auto-perdonarte…
Tengo multitud de anécdotas practicando Tapping con mis clientes y alumnos, en que esa autocrítica, auto exigencia, o esa tendencia a pensar-lo-peor se transmutaba mágicamente, y donde había rabia, dolor, culpa… EN MINUTOS, amb@s nos estábamos riendo de todo ello!!
La persona había estado viviendo desde una perspectiva de un niño o niña… o de ella misma en un pasado donde aún no tenía los recursos que tiene ahora, donde ha aprendido cosas nuevas. La herida “como por arte de magia” le impedía acceder a esa conclusión y a esa nueva mirada.
Y al sanar esa herida, podía ser fiel , de forma natural y coherente, alineando su sentir  y su pensar, adoptando creencias positivas mas afines a su ser esencial.
 

3# Miedo a Fracasar

El fracaso es un invento de la mente y NO Existe. Cada situación, aunque no sea tal y como habías esperado, es perfecta, te aporta experiencia y entraña un aprendizaje positivo para ti.
Suelta las Expectativas y Abraza cada Experiencia.
De esta forma encontrarás los regalos positivos que tiene para ti-
 

4# Criticar, a ti Mism@ o a otros

Así como es fuera, es adentro.. Y VICEVERSA…
Si estás siempre en la crítica, de ti mism@ y de los demás, estarás atrayendo mas situaciones que te disgutan… juega a VER en el momento que te das cuenta que estás criticando o juzgando un don, una bendición o/y algo agradable en ti mism@, o/y en la persona o situación objetos de tu crítica.
 

5# Charla Interna Negativa

Leer “Pensamiento Negativo” y el punto previo

Ah!! y una nota de humor:
¿Sabes por qué los ángeles vuelan?
¡¡¡¡Porque se toman a sí mismos a la ligera!!!

6# Procastinar.

No postergues aquello que deseas alcanzar, muévete en la dirección de donde habitan tus Sueños y Objetivos.
Procastinar es una forma encubierta de no salir de tu zona de comfort, parapetada tras millones de excusas mentales, para no aventurarte en las nuevas sorpresas maravillosas que la vida tiene para ti.
Si, da un poco de miedo lo desconocido, la mente en seguida piensa “en automático” (a veces ni siquiera te das cuenta de ello) que las cosas pueden ir a peor.
O temes el dolor, el “sacrificio” que supone la comodidad que encierra la actual situación, ¡¡aunque nos haga infelices!!!… permite que duela, transforma “sacrificio” en determinación y deseo, márcate un plan alcanzable, a corto y medio plazo, en el que puedas ver tus avances diarios. ¡¡Y a por ello!!

7# Miedo al Éxito.

Un motivo encubierto de procastinación y de autosabotaje. Otra forma de pensamiento negativo, ya que a pesar de que sabes que tendrás éxito si vas a por ello (y esto sería un pensamiento positivo) lo encubres al darle mas fuerza al miedos como el miedo a brillar, a molestar con tu éxito, a dejar de ser tú…TODO ilusiones de la mente. No es real.Es tu derecho y tu MISIÓN… BRILLAR ejerciendo todos tus Dones y Cualidades, y ese es el camino irremediable y necesario al éxito, tu camino. El éxito de Ser Tú.

8#Contentar y agradar a la Gente

Si quieres agradar a todo el mundo, te perderás en el intento, te desconectarás de ti, olvidarás quien eres realmente y lo que es peor, no lo habrás logrado. 100.000 millones de personas, 100.000 millones de opiniones diferentes. Y es imposible contentar a todas.
 
Se amable contigo mismo y con los demás, destierra para siempre la auto-crítica y la crítica en general, la charla interna negativa, los pensamientos negativos, las expectativas…. y te sorprenderás a CUANTA GENTE AGRADAS sin necesidad de perder tu energía en contentarlos, siendo fiel a ti mism@ en todo momento.
Importante no confundir aquí la posibilidad de que tal vez no te apetece mucho hacer algo, pero sabiendo que vas a hacer un bien a alguien, con amor y voluntad propia, deseas ayudar, en una actitud de servicio, de beneficiar a alguien más.Aquí a dos claves fundamentales:
1.- No lo haces para contentar o agradar, sino porque deseas apoyar y acompañar a esa otra persona o causa.
2.- No es un sacrificio en el que pierdes energía porque en realidad no quieres, sino que es algo que tú eliges a hacer, y desde que tomas la decisión, incluso si antes de tomarla no te apetecía por el motivo que sea, los pasos que das lo haces con amor, recargándote de energía al hacerlo.
Y un termómetro para saber la diferencia:Ser conscientes de que una actitud de ayudar, o de servicio jamás te hará sentir mal.
Si te agota, si te tiene enfurruñada, si sientes rabia, o tristeza… entonces es mejor que no lo hagas, porque lo estás haciendo por los motivos equivocados, que suelen estar relacionados con la falta de amor y apreciación a ti misma. Es hora de ponerte tu primero y DECIR QUE NO.
Si te expande, te hace sentir bien y te carga las pilas, entonces es una actitud de servicio, o sencillamente algo que aunque te cuesta, lo quieres hacer :D, o que tal vez estés algo cansada, pero TE APETECE, y por tanto un SÍ. ????
Así que la próxima vez que vayas a hacer algo para agradar a otros, porque te lo piden, porque crees que es lo que esperan de ti.Asegúrate de tomarte un momento contigo misma, respirando, encontrando tu silencio interno, para escuchar la verdad de tu Ser.
Porque lo primero es escucharte ante la respuesta de ¿Qué quiero o qué necesito yo ahora? ¿Quiero acudir a esta llamada? Si es un sí adelante!! no lo pienses más. Si hay duda, contracción, frustración… mejor pregúntate de nuevo
¿Qué necesito yo ahora?… y no pienses más. DÁTELO. 


Brinda amor y amor recibiras

Tal vez esto te pasa a ti o alguien muy cerca de ti…
Fue una vez un muchacho, el primero en todo, mejor atleta, mejor estudiante, pero lo que nunca supo fue si era un buen hijo, un buen compañero o un buen amigo. En un día de depresión el muchacho se dejo morir. Cuando iba camino al cielo se encontró con un angel y este le preguntó: “por qué lo hicíste? si sabias que te querían…”, a lo que El respondió: “hay veces que vale mas una sola palabra de consuelo que todo lo que se sienta… en tanto tiempo nunca escuché: estoy orgulloso de tí… gracias por ser mi amigo… ni siquiera un te quiero mucho…”

Al quedar pensativo el ángel, el muchacho añadió: y sabes que es lo mas que me duele?”, el ángel triste le pregunta: qué?, a lo que él responde: “que todavía espero oírlo algún día…”.

Luego de esto el ángel abrazó al muchacho y le dice que no se preocupe por que se acerca a la única persona que siempre le dijo al oído que lo amaba pero el nunca lo escucho, pero lo espera con los brazos abiertos…

Moraleja:
Nunca pierdas la oportunidad de decirle a alguien lo importante que es para tí o pudiera ser demasiado tarde…

Uno Cosecha lo que siembra

Una mañana una mujer bien vestida se paró frente a un hombre desamparado, quien lentamente levantó la vista… y miro claramente a la mujer que parecía acostumbrada a las cosas buenas de la vida. Su abrigo era nuevo. Parecía que nunca se había perdido de una comida en su vida. Su primer pensamiento fue: “Solo se quiere burlar de mi, como tantos otros lo habían hecho …

“Por Favor Déjeme en paz !! gruñó el Indigente… Para su sorpresa, la mujer siguió enfrente de el. Ella sonreía, sus dientes blancos mostraban destellos deslumbrantes.
“¿Tienes hambre?” preguntó ella. “No”, contestó sarcásticamente. “Acabo de llegar de cenar con el presidente … Ahora vete.”
La sonrisa de la mujer se hizo aún más Grande.
De pronto el hombre sintió una mano suave bajo el brazo. “¿Qué hace usted, señora?” -preguntó el hombre enojado.
“Le digo que me deje en paz” !!

Justo en ese momento un policía se acercó. “¿Hay algún problema, señora?” -le preguntó el oficial ..
“No hay problema aquí, oficial, contestó la mujer .. “Sólo estoy tratando de ayudarle para que se ponga de pie …
¿Me ayudaría? El oficial se rascó la cabeza. “Si, el Viejo Juan, Ha sido un estorbo por aquí por los últimos años.
¿Qué quiere usted con él?” Pregunto el oficial …
“Ve la cafetería de allí?” -preguntó ella. “Yo voy a darle algo de comer y sacarlo del frío por un ratito.”
“¿Está loca, señora?” el pobre desamparado se resistió. “Yo no quiero ir ahí! Entonces sintió dos fuertes manos agarrandolo
De los brazos y lo levantaron.
“Déjame ir oficial, Yo no hice nada ..”

“Vamos Viejo, esta es una Buena oportunidad para ti,” el oficial le susurro al oido .”
Finalmente, y con cierta dificultad, la mujer y el agente de policía llevaron al Viejo Juan a la cafetería y lo sentaron en una mesa en un Rincón de la cafetería. Era casi mediodía , la mayoría de la gente ya había almorzado y el grupo para la comida aún no había llegado …
El gerente de la cafeteria se acercó y les pregunto. “¿Qué está pasando aquí, oficial?” “¿Qué es todo esto?
Y este hombre esta en problemas?”
“Esta señora lo trajo aquí para que coma algo,” respondió el policía.

“Oh no, Aquí no !” el gerente respondió airadamente. “Tener una persona como este aquí es malo para mi negocio !!!

El Viejo Juan esbozó una sonrisa con sus pocos dientes. “Señora, se lo dije. Ahora, si van a dejarme ir ?. Yo no quería venir aquí desde un principio.”
La mujer se dirigió al gerente de la cafetería y sonrió .. “Señor, ¿está usted familiarizado con Hernandez y Asociados ??,

la firma bancaria que esta a dos calles ?”
“Por supuesto que los conozco”, respondió el administrador con impaciencia. “Ellos tienen sus reuniones semanales en una de mis salas de banquetes.”

“¿Y se gana una buena cantidad de dinero con el suministro de alimentos en estas reuniones semanales?”
PREGUNTO La Señora …
“¿Y eso que le importa a usted?

Yo, señor, soy Penélope Hernandez, presidente y dueña de la compañía “. “Oh Perdon !! dijo el gerente …

La mujer sonrió de nuevo .. “Pensé que esto podría hacer una diferencia en su trato.”
Le dijo al policía, que fuertemente trataba de contener una carcajada. “¿Le gustaría tomar con nosotros una taza de café o tal vez una comida, oficial?” “No, gracias, señora”, replicó el oficial. “Estoy en servicio”.
“Entonces, quizá, una taza de café para llevar ?”
“Sí, señora. Eso estaria mejor”.
El gerente de la cafetería giró sobre sus talones como recibiendo una orden. –
“Voy a traer el café para usted de inmediato señor oficial “

El oficial lo vio alejarse. Y opino :”Ciertamente lo ha puesto en su lugar”, dijo.
“Esa no fue mi intención “ dijo la señora … Lo crea o no, tengo una buena razón para todo esto”.

Se sentó a la mesa frente a su invitado a cenar. Ella lo miró fijamente…
“Juan ¿te acuerdas de mí?”
El viejo Juan miro su rostro, el rostro de ella, con los ojos lagañosos “Creo que sí – Digo , se me hace familiar”.

“Mira Juan , quiza estoy un poco mas grande , pero mirame bien”, dijo la Señora .. “Tal vez me veo mas llenita ahora … pero cuando tu trabajabas aqui hace muchos años vine aqui una vez, y por esa misma puerta, muerta de hambre y frio.”
Algunas lágrimas posaron sobre sus mejillas ..

“¿Señora?” dijo el Oficial, No podía creer lo que estaba presenciando, ni siquiera pensar que la mujer podría llegar a tener hambre.
“Yo acababa de graduarme de la Universidad en mi pueblo”, la mujer comentó. “Yo había llegado a la ciudad en busca de un trabajo, pero no pude encontrar nada. Con la voz quebrantada la mujer continuaba: Pero cuando me quedaban mis últimos centavos y me habían corrido de mi apartamento. Caminaba por las calles, y era en febrero y Hacía frío y casi muerta de hambre. vi este lugar y entre con una poca posibilidad de que podría conseguir algo de comer. ” Con lágrimas en sus ojos la mujer siguió platicando …

Juan me recibio con una sonrisa. “Ahora me acuerdo”, dijo Juan. “Yo estaba detrás del mostrador de servicio. Se acercó y me preguntó si podría trabajar por algo de comer”. “ Me dijiste que estaba en contra de la política de la empresa”.
Continuó la mujer.. -Entonces, tu me hiciste el sándwich de carne mas grande que había visto nunca… me diste una taza de café, y me fui a un rincón a disfrutar de mi comida. Tenía miedo de que te metieras en problemas. Luego, cuando miré y te vi a poner el precio de la comida en la caja registradora, supe entonces que todo iba a estar bien “.

“Así que usted comenzó su propio negocio?” El viejo Juan dijo.

” Si, encontré un trabajo esa misma tarde. Trabajé muy duro, y me fui hacia arriba con la ayuda de Mi Padre Dios. Eventualmente empecé mi propio negocio que, con la ayuda de Dios, prosperó ..” Ella abrió su bolso y sacó una tarjeta. “Cuando termines aquí , quiero que vayas a hacer una visita al señor Martínez. Él es el director de personal de mi empresa. Iré a hablar con él y estoy segura de que encontrará algo para que puedas hacer algo en la oficina “.
Ella sonrió. “Creo que incluso podría darte un Adelanto, lo suficiente para que puedas comprar algo de ropa y conseguir un lugar para vivir hasta que te recuperes. Si alguna vez necesitas algo, mi puerta está siempre abierta para ti Juan.”

Hubo lágrimas en los ojos del anciano. “¿Cómo voy a agradecer? , preguntó.
“No me des las gracias”, respondió la mujer. “A Dios dale la gloria. El me trajo a ti.”

Fuera de la cafetería, el oficial y la mujer se detuvieron y antes de irse por su lado .. “Gracias por toda su ayuda, oficial.”
Dijo La Sra. Hernandez.”
“Al contrario, dijo el oficial,”, “Gracias. Vi un milagro hoy, algo que nunca voy a olvidar. Y … Y gracias por el café. “…..

Que Dios te bendiga siempre y no te olvides que cuando tiramos el pan sobre las aguas, nunca sabes cuando será devuelto a ti .. Dios es tan grande que puede cubrir todo el mundo con su amor y a la vez tan pequeño para entrar en tu corazón.

Cuando Dios te lleva al borde del acantilado, confia en él plenamente y dejate llevar.
Sólo 1 de 2 cosas va a suceder, o él te sostiene cuando tu te caes, o te va a enseñar a volar!

El poder de una frase! Dios va a cambiar las cosas hoy y pondra todo a tu favor.

Dios cierra puertas que ningún hombre puede abrir y Dios abre puertas que ningun hombre puede cerrar .. Si tu necesitas que Dios abra alguna puerta para ti … Comparte este mensaje.

Y recuerda ser una bendición para otros
Dios ha visto tus luchas, y dice que estan llegando a su fin, una bendicion está viniendo en tu dirección.


LA PARTE MÁS IMPORTANTE DE TU CUERPO

Cuando yo era muy joven, mi madre me preguntó cuál era la parte más importante del cuerpo.

Yo pensaba que el sonido era muy importante para nosotros, los seres humanos, entonces le dije:

– Mis oídos.

-No, dijo ella. Muchas personas son sordas…

Pasó un tiempo y mi madre volvió a preguntar.
Yo había pensado bastante y creía tener la respuesta correcta.
– La visión es muy importante para todos, entonces deben ser nuestros ojos.
Ella me miró y dijo:
– Todavía no tienes la respuesta correcta, porque hay muchas personas que son ciegas…
Siempre creí que era apenas un juego entre nosotras dos.
Pero el día que murió mi abuela, y ante mi dolor ella dijo:
– Hoy es un día en que necesitas aprender esta importante lección: La parte más importante del cuerpo son tus hombros.
Intrigada, pregunté:
– Porque ellos sostienen mi cabeza?
– No, respondió, es porque en ellos pueden apoyar la cabeza de un amigo o alguien amado cuando llora. Todos necesitamos de un hombro para llorar en algún momento de nuestra vida.
En esa ocasión descubrí cuál es la parte del cuerpo más importante.
Porque, en aquel momento, la que necesitó un hombro fui yo.
“Las personas podrán olvidar lo que tu decías…
olvidarán lo que tu hacías…
pero nunca olvidarán lo que tu les haces sentir.

TAL VEZ

Tal vez yo voy a envejecer muy rápido, pero lucharé para que el día haya valido la pena.

Tal vez sufra innumerables desilusiones en el transcurso de mi vida, pero haré que ellas pierdan la importancia delante de los gestos de amor que encuentre.

Tal vez yo no tenga la fuerza para realizar todas mis ideas, pero jamás me consideraré un derrotado.
Tal vez en algún instante yo sufra una terrible caída, pero no me quedaré mucho tiempo mirando para el suelo.
Tal vez un día el sol deje de brillar, pero entonces iré a bañarme en la lluvia.
Tal vez un día yo sufra alguna injusticia, pero jamás iré a asumir el papel de víctima.
Tal vez yo tenga que enfrentarme con algunos enemigos, pero tendré la humildad para aceptar las manos que se extendieron hacia mí.
Tal vez en una de esas noches frías yo derrame muchas lágrimas, pero jamás tendré vergüenza por ese gesto.
Tal vez yo sea engañado muchas veces, pero no dejaré de creer que en algún lugar alguien merece mi confianza.
Tal vez con el tiempo yo reconozca que cometí muchos errores, pero no desistiré de seguir recorriendo mi camino.
Tal vez con el transcurrir de los años yo pierda grandes amigos, pero aprenderé que aquellos que son mis verdaderos amigos jamás estarán perdidos.
Tal vez algunas personas quieran mi mal, pero yo continuaré plantando las semillas de fraternidad por donde yo pase.
Tal vez yo me quede triste al percibir que no consigo seguir el ritmo de la música, pero entonces haré que la música siga el compás de mis pasos.
Tal vez yo nunca consiga ver un arco iris, pero aprenderé a diseñar uno aunque sea dentro de mi corazón.
Tal vez hoy me sienta débil, pero mañana recomenzaré, aunque sea de manera diferente.
Tal vez yo nunca aprenda todas las lecciones necesarias, pero tendré en la conciencia que las verdaderas enseñanzas ya están grabadas en mi interior.
Tal vez yo me deprima por no saber la letra de aquella canción, pero estaré feliz con las otras capacidades que si poseo.
Tal vez no tenga motivos para grandes conmemoraciones, pero no dejaré de alegrarme con las grandes conquistas.
Tal vez la voluntad de abandonar todo se torne mi compañera, pero en vez de huir, correré detrás de lo que deseo.
Tal vez yo no sea exactamente quien me gustaría ser, pero pasaré a admirar a quien soy.
Porque al final sabré que así mismo con incontables dudas, soy capaz de construir una vida mejor. Y si todavía no me convencí de esto, es porque creo en el dicho “todavía no llegó el fin”.
Porque al final no habrá ningún “tal vez” y sí la certeza de que mi vida valió la pena y yo hice lo mejor que podía.

CUANDO ME VOLVÍ INVISIBLE

Ya no se en qué fecha estamos. En casa no hay calendarios y en mi memoria los hechos están hechos una maraña. Me acuerdo de aquellos calendarios grandes, unos primores, ilustrados con imágenes de los santos que colgábamos al lado del tocador. Ya no hay nada de eso. Todas las cosas antiguas han ido desapareciendo. Y yo también me fui borrando sin que nadie se diera cuenta.
Primero me cambiaron de alcoba, pues la familia creció. Después me pasaron a otra más pequeña aun acompañada de mis biznietas. Ahora ocupo el desván, el que está en el patio de atrás. Prometieron cambiarle el vidrio roto de la ventana, pero se les olvido, y todas las noches por allí se cuela un airecito helado que aumenta mis dolores reumáticos.
Desde hace mucho tiempo tenia intención de escribir, pero me pasaba semanas buscando un lápiz. Y cuando al fin lo encontraba, yo misma volvía a olvidar donde lo había puesto. A mis años las cosas se pierden fácilmente: claro, no es una enfermedad de ellas, de las cosas, porque estoy segura de tenerlas, pero siempre se desaparecen.
La otra tarde caí en cuenta que mi voz también ha desparecido. Cuando les hablo a mis nietos o a mis hijos no me contestan. Todos hablan sin mirarme, como si yo no estuviera con ellos, escuchando atenta lo que dicen. A veces intervengo en la conversación, segura de que lo que voy a decirles no se le ha ocurrido a ninguno, y de que les va a servir de mucho mis consejos. Pero no me oyen, no me miran, no me responden. Entonces llena de tristeza me retiro a mi cuarto antes de terminar de tomar mi taza de café. Lo hago así, de pronto, para que comprendan que estoy enojada, para que se den cuenta que me han ofendido y vengan a buscarme y me pidan perdón…. Pero nadie viene.
El otro día les dije que cuando me muera entonces si me iban a extrañar. Mi nieto más pequeño dijo “¿Estás viva abuela? “. Les cayó tan en gracia, que no paraban de reír. Tres días estuve llorando en mi cuarto, hasta que una mañana entro uno de los muchachos a sacar unas llantas viejas y ni los buenos días me dio.
Fue entonces cuando me convencí de que soy invisible, me paro en medio de la sala para ver si aunque sea estorbo, me miran, pero mi hija sigue barriendo sin tocarme, los niños corren a mi alrededor, de uno a otro lado, sin tropezare conmigo.
Cuando mi yerno se enfermó, pensé tener la oportunidad de serle útil, le llevé un te especial que yo misma preparé. Se lo puse en la mesita y me senté a esperar que se lo tomara, solo que estaba viendo televisión y ni un parpadeo me indicó que se daba cuenta de mi presencia. El te poco a poco se fue enfriando……y mi corazón con él.
Un día se alborotaron los niños, y me vinieron a decir que al día siguiente nos iríamos todos de día de campo. Me puse muy contenta. ¡Hacia tanto tiempo que no salía y menos al campo! El sábado fui la primera en levantarme. Quise arreglar las cosas con calma. Los viejos nos tardamos mucho en hacer cualquier cosa, así que me tome mi tiempo para no retrasarlos. Al rato entraban y salían de la casa corriendo y echaban las bolsas y juguetes al carro.
Yo ya estaba lista y muy alegre, me paré en el zaguán a esperarlos. Cuando arrancaron y el auto desapareció envuelto en bullicio, comprendí que yo no estaba invitada, tal vez porque no cabía en el auto. O porque mis pasos tan lentos impedirían que todos los demás corretearan a su gusto por el bosque. Sentí clarito como mi corazón se encogía la barbilla me temblaba como cuando uno se aguanta las ganas de llorar.
Yo los entiendo, ellos si hacen cosas importantes. Ríen, gritan, sueñan, Lloran, se abrazan, se besan. Y yo, ya no se a que saben los besos. Antes besuqueaba a los chiquitos, era un gusto enorme el que me daba tenerlos en mis brazos, como si fueran míos. Sentía su piel tiernita y su respiración dulzona muy cerca de mí. La vida nueva se me metía como un soplo y hasta me daba por cantar canciones de cuna que nunca creí recordar.
Pero un día mi nieta Margarita, que acababa de tener un bebé, dijo que no era bueno que los ancianos besaran a los niños, por cuestiones de salud. Desde entonces ya no me acerqué más a ellos, no fuera que les pasara algo malo por mis imprudencias. ¡Tengo tanto miedo de contagiarlos!
Yo los bendigo a todos y les perdono, porque ¿Que culpa tiene los pobres de que yo me haya vuelto invisible?