¡Bailemos juntos lo que nos queda de vida!

¡Bailemos juntos lo que nos queda de vida! 
Para disfrutarla más y aburrirnos menos.
¡Yo bailo donde tú decidas! 
En la arena o bajo la lluvia, al despertar o cuando salga la luna. 
Y si quieres lento, para saborear el tiempo
o si quieres rápido, para alborotar los miedos.
Podemos bailar los días, para no hacernos viejos y bailar las noches, para soñar despiertos.
Porque mientras bailes conmigo de aquí en adelante, no me importa que vengan tormentas o días deslumbrantes… sé que bailando las olas saldremos triunfantes!



Estos dos cachorros callejeros no han dejado de abrazarse, esta es su historia

Dias atras publique esta foto aca les dejo la corta historia de estos cachorros. no olviden compartir nuestras publicaciones para que se queden en tu muro y lo puedes leer cuendo creas conveniente.

Estos dos cachorritos callejeros han sido adoptados hace poco por unas monjas budistas en China, y desde entonces no han parado de abrazarse.
Los perros son animales muy dóciles y este tipo de situaciones activan sus sentimientos al máximo. Es por ello que el instinto de protección aparece en primer plano y nos muestra lo mucho que ellos pueden sentir por ellos mismos y por otros animales.
La pareja de perros abrazadas imitan la pose de una de las estatuas de Buda. El dúo fue llevado al templo tras su adopción y ahí los monjes les han dado una nueva oportunidad. Ambos cachorros fueron encontrados deambulando solos por las calles de China. Las instantáneas de los dos animales compartiendo sus poses, han sido compartidas por una conocida la red social china y los comentarios de los usuarios han sido muy efusivos. Miles de personas se han sumado a la denuncia en contra del abandono y del maltrato animal en el país.

Miles de usuarios se han sumado contra el abandono animal 
Uno de los usuarios ha afirmado que “Los perros están ahora en un templo budista y por ello practican la meditación como los monjes“. Otros denuncian a los propietarios que abandonaron a los cachorros. “¿Cómo puede haber personas tan crueles? No deberían tener perros si no son capaces de mantenerlos”.
Lo que sí se sabe es que ahora la pareja de perros disfrutan de una nueva vida en el templo.

La emoción y el intelecto son como dos alas:

El problema verdadero no es el uso de demasiada inteligencia sino la falta de uso de la emoción. La emoción se desatiende totalmente en nuestra civilización, así que se pierde el equilibrio y se desarrolla una personalidad torcida. Si la emoción también es utilizada, entonces no hay desequilibrio.
Un equilibrio de la emoción y del intelecto se debe mantener en la proporción adecuada; de lo contrario la personalidad entera se enferma. Es igual que si únicamente se usa una pierna. Tú puedes seguir usándola, pero no llegas a ninguna parte; simplemente te agotas. La otra pierna debe ser utilizada. La emoción y el intelecto son como dos alas: cuando utilizamos solamente un ala el resultado será frustración. Entonces la dicha que llega al usar ambas alas simultáneamente, en equilibrio y armonía, nunca es alcanzada. OSHO

El mejor beso de mi vida

Hace apenas unos meses que me di cuenta que dé me estaba enamorando de mi mejor amigo, David, no lo quería aceptar porque no quería estropear nuestra amistad.
Un día en verano nos pusimos a jugar a verdad o prueba todos nuestros amigos más nosotros y nos tocó besarnos y fue el mejor beso de mi vida.
Pero él y yo nos seguimos liando con una condición que no se lo contáramos a nadie, pero no pude y al cabo de unos días se lo conté a mi hermana y a mi mejor amiga. Cuando él se enteró en una fiesta al lado del rio se enfadó mucho conmigo y me pedía explicaciones de porque lo había hecho pero ni yo misma sabia porque lo había contado al cabo de un rato me canse de seguir allí sentada oyéndolo y me marche al lado del rio y me senté a la orilla, cuando me quise dar cuenta el me había seguido y estaba a mi lado, volvimos a empezar a discutir y él se marchó bastante dolido a un banco, me dolía el verlo así que me acerque a él y le dije lo primero que se me paso por la cabeza: ME GUSTAS.
Cuando acabe de decirlo empecé a correr y me eche en brazos de mi mejor amiga llorando porque sabía que él no sentía nada por mí, durante todo la fiesta el intento acercarse a mí pero yo lo esquivaba ya que no quería oír un no. Al cabo de unos días el vino a verme a mi casa, tomándome desprevenida y hablamos de ello y empezamos a salir juntos, para mí todo era un sueño.
Llevábamos 4 meses juntos y empezaron los problemas, empezamos a discutir por cualquier cosa. El día 14 de febrero el rompió conmigo cuando llevábamos 5 meses, su razón fue que no podía confiar en mí. Me he estado culpando por ello todo este tiempo, y a pesar del tiempo que ha pasado no he conseguido olvidarlo. Han pasado dos meses desde que rompimos y lo voy a recuperar porque mis sentimientos por el merecen la pena de que por lo menos intente que volvamos a estar juntos, porque sin él, mi vida es una basura lo necesito.
Me arrepiento de haber hecho que desconfiara de mí.

Nunca le dije que me gustaba.

Todo comenzó cuando era muy pequeña e iba en la básica, me gustaba un niño que era muy tonto, nunca se dio cuenta de mis sentimiento por él. La cuestión es que la forma en que nos mirábamos y jugábamos hacía que cada día me gustará más. Un día yo llegué con una goma de borrar gigante que mi tía me había regalado y a él le llamó mucho la atención esa goma, bueno, en realidad sí llamaba la atención porque era muy grande, entonces decidió tomarla mientras que yo muy tonta le decía devuélvela , era muy chistoso, así transcurrían los días jugando con esa goma o a veces se me caía y él la recogía y seguíamos jugando. Un día cuando ya estaba por terminar la jornada de clases me quitó la goma y se la llevó con él,la verdad no entendía por qué se la había llevado con él y me quedé sin goma. Si no mal recuerdo al día siguiente me la trajo y se la recibí , pero él anotó, más bien talló con un lápiz en la goma si no mal recuerdo la hora del día que eran las doce con 10 minutos y me la entregó. A la salida del colegio en la tarde me quitó de nuevo la goma y estuvo mucho rato con ella y cuando me devolvió la goma tenía forma de corazón, en verdad no sé si era un corazón pero era muy similar, entonces la partió por la mitad y me entregó una parte y él se quedó con la otra y me dijo: tú te quedas con esta parte y yo con esta, y se fue, y yo quedé un poco parada como tonta en ese lugar. Lamentablemente yo nunca le dije que me gustaba, a lo mejor todo hubiese sido distinto pero algo que me duele pasó, perdí mi parte de la goma que con tanto cuidado había guardado, y no la puedo hallar, yo no quiero perder esa goma pues es el único recuerdo táctil que me queda de mi primer amor y perderla sería como perder una parte de mí.