Beneficios De La Moringa

La moringa es una planta nativa de las zonas sub-Himalaya de la India, Pakistán, Bangladesh y Afganistán, pero igualmente se puede cultivar en los trópicos.

Las hojas de la moringa son ricas en proteínas (contiene 18 aminoácidos de los cuales 8 aminoácidos son esenciales), vitaminas, (vitaminas A y B), luteína y minerales como zinc, hierro, calcio, magnesio, yodo y selenio. También contiene propiedades antioxidantes que ayudan a proteger las células del daño que producen los radicales libres.

Sus múltiples propiedades han sido confirmadas tras largos años de investigaciones y de experimentos en diferentes países. Las propiedades floculantes y antibacterianas del polvo de semillas de moringa pueden resolver el problema de salubridad de agua potable y el saneamiento de las aguas residuales.

Rica en propiedades:

Un dato que resulta increíblemente atractivo para terminar con todos los problemas de salud relacionados con falta de agua potable en lugares donde no hay tantos recursos económicos.

Recordemos también que mucha gente consume moringa porque brinda alivio en problemas de diabetes, a madres lactantes y a niños que padecen desnutrición.

Esta valiosísima planta también se utiliza para el tratamiento de otros males de la salud.

Su cada vez más popular uso se está vinculando con éxito al tratamiento de la anemia, de la artritis, del reumatismo, de la diabetes, de los problemas estomacales, de la presión arterial alta y de los problemas relacionados con la retención de líquidos, por citar tan solo algunos problemas en los que su uso se ha demostrado especialmente eficiente.

Dicho esto, en el ámbito de la salud, esta planta está empezando a tener un gran protagonismo en el tratamiento de las molestias o enfermedades cutáneas.

Se suele aplicar ya de forma habitual directamente a la piel como astringente para solucionar problemas relacionados con la sudoración, como esterilizador de la piel, como tratamiento para los abscesos y para acabar con el pie de atleta y otros hongos.

Asimismo, también se está utilizando para el tratamiento de heridas y otros daños cutáneos, siendo muy habitual su uso en el ámbito dermatológico.

Esta útil planta no solo tiene usos relacionados con el tratamiento de problemas de salud, sino que también se usa de forma habitual en el ámbito industrial.

Por ejemplo, es un ingrediente muy habitual de los perfumes y otros productos relacionados con el cuidado y la higiene personal, como champús y geles, por citar solo algunos ejemplos.

También se suele utilizar para fabricar lubricantes y aceites dedicados al mantenimiento de maquinaria industrial, entre otros productos.