Ben Carpenter

Ben Carpenter es un estudiante de ingeniería que nació con la atrofia muscular espinal, que no le ha impedido crear este increíble cosplay de Mad Max en silla de ruedas que le asegurará un lugar eterno en Valhalla.
El trabajo es increíble e imita perfectamente las primeras escenas de la película, donde Mad Max está completamente a merced de un Warboy llamado Nux.

Poema 20

PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: ” La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo. 

Mujer fantasma

Lo siento pero ya no siento,
que triste es no sentirse triste,
en el sueño yace una gran frase 
siempre olvidada,
pero no se puede escribir un poema de amor,
sin estar enamorado,
estuvo como todas solo un momento,
y despues nada.
Tenias razón viejo amigo
con tan corta edad brindas grandes consejos,
no te enamores de una puta decías,
no te enamores de una mujer fantasma,
yo también agregaría,
cuando los consejos sepan a cerveza,
comenzare a tomarlos.
Estoy casado con la soledad,
esa que no abandona pronto como la carne,
la que es fiel como sombra,
la misma que queda cuando ya no queda  nada.
¿Seguiré siendo yo cuando tu ya no estes?
Aunque ahora mismo sea poco menos que nada,
soy el solitario, un punto negro,
que entre la multitud de colores nunca destaca,
debí saberlo:la alegría dura poco 
menos que un parpadeo.

Sólo te escribo

Sólo te escribo para decirte
que si te tropiezas con mi recuerdo
y te rasguña los lagrimales
no es tan malo,
porque a mí el abandono
me ha carcomido por dentro
y mis letras se han bañado de suspiros
del aire que me sobra
por no poder decirte
«Te echo de menos».

Buenos Días Mi Gente

– “Quiero desearte que tengas buenos días porque una chica tan especial como tú se merece lo mejor.”
– “Desde que te conozco todos los días me parecen maravillosos porque sé que tendré la oportunidad de verte de nuevo.”
– “Me encantaría poder tomarte de la mano, decirte cuanto te amo y entonces abrazarte y besarte. Que tengas un lindo día.”
– “Tal vez sea inevitable enamorarse de una mujer tan bella como lo eres tú, sin embargo puedo ofrecerte un amor sincero como nadie más puede hacerlo. Que tengas buenos días hermosa doncella. ”
– “Los pajaritos ya están cantando porque están pidiendo de nuevo la oportunidad de ver tu radiante hermosura. Que tengas un excelente día.”
– “Quiero desearte buenos días no sin antes decirte lo importante que eres para mí y lo mucho que te quiero, ojalá pronto llegue el día en el cual me des una oportunidad de llegar a tu corazón.”

MASOQUISMO

Amo en la forma en la que cuenta los segundos para estar solo de nuevo, amo que no lo caye porque sabe que es libre de decir lo que piensa y de dominar su tiempo como le plazca.
Amo que ame su música, que dedique más horas a su arte… porque sabe que su arte prevalecerá mucho más allá de la muerte, como mi amor.
Amo que les regalara la luna a todas, que dedicara las mismas canciones, porque sabe que a éste mundo tan egoísta le falta ser más unido y solidario, aunque inconscientemente lo fuese.
Amo estar parada junto a él, que me vean y se pregunten quién soy y qué hago ahí, sentir esa sensación de desconocida, pero a la vez, de figura familiar “que anda ahí de pie”.
Amo ese sentimiento que aparece cada vez que preguntan qué somos, amo poder quedarme muda y luego pensar “todo” mientras digo “-nada”.
Amo ser su nada y él mi todo,
Amo esperar que algún día me espere,
Amo que la luna sea de muchas porque me queda grande
Amo amarlo a él porque me enseñó que como la luna, éste amor también me quedó grande. 

Imagína

Imagina por un momento que es verano, y hay una chica preciosa que pasea en bikini por la playa mientras todos la miran.
Imagina que hay un hombre sentado en un portal esperando a que su mujer lo perdone por haberse comportado como un idiota.
Imagina a un chico que camina escuchando una canción triste, pensando en lo cobarde que es por no haberla besado cuando tuvo la oportunidad.
Imagina a un par que se besan como si en los labios del otro estuviera escondida su vida.
Imagina a un poeta escribiendo versos y cartas de amor para una chica que jamás las leerá y que casi todas las noches vuela en unos brazos que no son los suyos.
Imagina al mendigo de la esquina recibiendo algo de dinero después de dos días sin comer.
Imagina la felicidad de aquel deportista que por fin llegó de primero a la meta después de tanto entrenar.
Imagina a una rubia preciosa que se masturba con el recuerdo de un tipo que solo la ha querido para jugar.
Imagina a una pareja que intenta hacer el amor, y lejos de eso, acaba teniendo sexo por obligación, con más ganas de terminar que de correrse.
Imagina a un señor mayor tomando en algún bar, soñando con volver a ser joven para poder conquistar a esa chica que le sirve copas y sonríe con tristeza en los ojos.
Imagina a un enfermo terminal llorando de felicidad porque al fin se va a morir.
Imagina a la chica rara del salón en una cita un sábado por la noche con un chico guapo que ha sabido ver en ella lo que otros no.
Imagina a una chica tumbada en el sofá, en bragas y con las ventanas abiertas para que entre el frío y la acaricie un poco.
Imagina a una niña llorando en un parque porque se le ha caído su helado, y mami no estuvo lo suficientemente cerca como para impedirlo.
Imagina a esa misma madre orgullosa porque su hijo mayor se casó con quien debía.
Imagina un sueño roto que se cumple, una lágrima que acaba en sonrisa, a una duda perdiendo una guerra, al invierno brindando calor; imagina que la palabra «pero» no existe y que podrías hacer todo lo que quisieras.
Imagina todo lo que quieras, y ahora piensa que eso ocurre simultáneamente mientras conoces a la persona que crees que es el amor de tu vida, se enamoran, se aman y se pierden el uno al otro…
Un día estaba hablando con Daniela, bueno, nosotras siempre hablamos de muchas cosas, pero ese día fue especial porque me pidió que escribiera el prólogo de su primer poemario y la verdad me sorprendió muchísimo por varias razones, la principal y es casi una ironía, es que yo no soy de las que leen el prólogo, o por lo menos no al principio. Me gusta ir directamente al primer capítulo y embarcarme en una aventura desconocida, solo con las ganas de salir airosa y llegar con la misma euforia hasta el final; igual me ocurre con las personas, no me gusta hacerme una idea de ellas por lo que otro dice antes de conocerlas un poco. Sin embargo, creo que ahora entiendo mejor el verdadero sentido del prólogo.
Inmediatamente Daniela me dijo el nombre del poemario lo relacioné con una Katana. La Katana es un arma japonesa de un solo filo, al contrario de la espada. Para mí la Katana y ese único filo representan el amor y el poder que tenemos nosotros mismos para hacernos daño o dañar, ya que al final de esa silenciosa guerra que es el amor, uno de los dos involucrados es el que sale realmente herido.
Para Dani, Kanata es un lugar: el lugar donde se quedó esperando el regreso de ese amor que al irse no quedó en volver, el lugar donde se refugia cuando piensa en su cuerpo y todo aquello que lo representa, el lugar donde puede consolarse con un recuerdo… Ella también me habló de una canción que lleva por título el mismo nombre, la canción no tiene letra, aunque pensándolo bien, la letra son los poemas de Daniela, y en esto sí que no miento, si escuchan la canción mientras la leen, probablemente terminarán llorando.
A veces, yo no tengo ni puta idea de lo que hablo, pero si leen Kanata se darán cuenta de que es un grito ahogado en el silencio, Kanata es todo aquello que yo escribiría si no fuera tan cobarde, si pudiera dejar salir el dolor y mis verdaderos deseos en vez de tragarmelos e ir por ahí fingiendo que no me importa llevar el corazón roto, Kanata es, lo único con lo que podemos contar cuando lo hemos perdido todo; incluso la fe.
No les digo que lean este poemario porque considere a Daniela como una amiga a pesar de la distancia, se los digo porque vale la pena, porque ella tiene mucho que decir —incluso más que yo—, porque ella siente con el alma más que con los sentidos, y porque, si yo no fuera quien soy, escribiría como ella.

Peinados que puedes hacerte en sólo 3 minutos

Si no tienes tiempo para hacerte peinados sofisticados y andar con el cabello suelto ya te cansó, entonces estos consejos son lo que necesitas

Con un prendedor

Rizos

Con un elástico delgado

Cola de caballo con volumen

Con un elástico ancho

Al estilo ”French Twist”

Moño con una trenzita

Cola baja y una flor

Moño con volumen hecho con dos colitas

Moño hecho con trenzitas

Trenza al rededor de la cabeza

Cola a un lado

Moño alternativo

Peinado de dos trenzitas semi-ajustadas

LA PARTE MÁS IMPORTANTE DE TU CUERPO

Cuando yo era muy joven, mi madre me preguntó cuál era la parte más importante del cuerpo.

Yo pensaba que el sonido era muy importante para nosotros, los seres humanos, entonces le dije:

– Mis oídos.

-No, dijo ella. Muchas personas son sordas…

Pasó un tiempo y mi madre volvió a preguntar.
Yo había pensado bastante y creía tener la respuesta correcta.
– La visión es muy importante para todos, entonces deben ser nuestros ojos.
Ella me miró y dijo:
– Todavía no tienes la respuesta correcta, porque hay muchas personas que son ciegas…
Siempre creí que era apenas un juego entre nosotras dos.
Pero el día que murió mi abuela, y ante mi dolor ella dijo:
– Hoy es un día en que necesitas aprender esta importante lección: La parte más importante del cuerpo son tus hombros.
Intrigada, pregunté:
– Porque ellos sostienen mi cabeza?
– No, respondió, es porque en ellos pueden apoyar la cabeza de un amigo o alguien amado cuando llora. Todos necesitamos de un hombro para llorar en algún momento de nuestra vida.
En esa ocasión descubrí cuál es la parte del cuerpo más importante.
Porque, en aquel momento, la que necesitó un hombro fui yo.
“Las personas podrán olvidar lo que tu decías…
olvidarán lo que tu hacías…
pero nunca olvidarán lo que tu les haces sentir.

Ella es una chica normal

“Ella es una chica normal, con aspiraciones diferentes. No sueña con príncipes azules que la lleven a su castillo, porque sabe que luchando ella misma lo puede crear.
Ella es amante de la poesía, sin embargo no cree en las palabras de cualquiera.
Ella se vuelve loca escuchando música, pero le importa más la letra que el género.
Ella es como el arte, pues no debe parecer hermosa, ya que fácilmente puede hacerte sentir algo especial.
Y ella es arte, hermosa, enigmática, algo ‘darks’, va por ahí dándole luz a cualquier rincón.
Ella siempre se ve bonita, no obstante es un arma que no usa para ser querida.
Ella podría ser perfecta, pero prefiere ser ella misma”