Carta de despedida.

Me voy para buscar las ganas de sonreír que me robaste,
para encontrar a la niña interior que contigo creció de golpe,
me voy para buscar los bailes que nunca me diste y todas las palabras que callaste.
Me voy para buscarme, para no encontrarte,
para hacerte imposible al tacto porque si te vuelvo a tocar me hundo.
Me voy para castigarte,
para devolverte la ausencia que has dejado en mí
aunque me duela admitir que de mí no salgas,
me voy para recuperarme, para olvidarme de olvidarte y comenzar a hacerlo,
me voy para no verte más aunque me joda no poder dejar de soñarte.
Me voy para desimaginarte de todos mis días, de mi futuro, de los hijos que
ya no tendremos, del perro que nunca compraremos, de la casa en donde al final.. no moriremos.
Me voy porque sé que si te veo no podré evitar besarte o lo que es peor, desear hacerlo.
Me voy porque has dejado de mirarme, porque ya es hora de mirar por mí,
porque quedarme es morir y me estás matando, porque ya no tiene sentido poner el puto despertador para acariciarte, porque necesito saber si hay vida después de perderte.
Me voy, mi amor, y esta vez,
…no es a buscarte.

ERES UNA ESTRELLA

Eres un punto que no veo, eres una estrella en la multitud pero aún así la más brillante; te veo en todas partes, todos se parecen a ti, pero la única diferencia es que no siento nada con ellos, pareciera que mi corazón se niega a olvidarte…
me repito, te repito en las noches (Como si tuviera que recordarte). Eres una tarea difícil de cumplir, la más linda de las desgracias, & estás pero no te veo, te huelo, te escucho; le escribo a un recuerdo porque no volverás… eres la distancia que nunca podre pasar, eres un abismo en el que caeré siempre, & no me canso de quererte, te escribo para que en futuros me leas & te des cuenta que yo si te quería

Sí puedes ser amigo de tu ex

Es uno de mis mejores amigos.
Era un época un poco depresiva. Ahora me avergüenza decirlo porque me parece un signo de egolatría total, pero en fin. Era verano. 2012. Me pasaba las tardes jugando online. Un día, me uní a una conversación. Eran dos chicas muy majas, y comenzamos a hacer el imbécil y a desvariar un poco. Finalmente creamos una especie de grupo. Decidimos quedar cada tarde de verano para payasear un rato, y eso mismo hicimos.

A día siguiente, se unió otra chica. Y más tarde aparecieron un grupo de tres personajes . Uno de ellos era él. No me llamó mucho la atención, simplemente hablábamos y hablábamos. De tonterías, nada más. Aunque curioso fue que nuestra conversación se basaba en el chocolate. En los dulces, generalmente. Pasaron horas, pero nos teníamos que marchar. Al día siguiente: quedamos. Y, bueno, básicamente surgieron sentimientos.

Pasaron unas semanas y una amiga mía ya le conocía. Era de noche y decidimos hablar con él por el juego. Estábamos en chats distintos, y, ella comenzó a decir que a él le gustaba. Me latía el corazón salvajemente. Aunque yo no estaba segura. Siempre he sido muy negada, y las relaciones no han de ser tan esporádicas-pensé-. Finalmente, me convencí de que sí. Sentía algo por él. A penas duramos una semana. Yo me sentía muy insegura, pues cambió de actitud, súper cursi y hortera. No era él mismo. Se centraba sólo en mí. Y venía cuando le llamaba la atención. Cual perrito. No me gustó en absoluto y le dejé de hablar. Muy dramático todo.

Pasaron meses y, poco a poco, comenzamos a hablar más y más. Él ya tenía novia y, hacía lo mismo. Se centraba solamente en ella y se olvidaba completamente de sus amigos, para luego, después de terminar la razón llorar por no tener apoyo. Aún así, hablamos. Aunque hubo una temporada en la que nos distanciamos un poco.

Ahora mismo le puedo considerar uno de mis mejores amigos pues, a pesar de sus defectos, los cuales, por gracia, los distingo: siento que encajamos muy bien y que siempre habrá un sentimiento especial entre nosotros con un humor que sólo entendemos nosotros. Sí, cuando tiene novia la caga. Pero yo no soy su madre. Nos queremos mutuamente, eso es algo que valoro mucho. Dos años y medio ya. Simplemente quería hacer entender a la gente que sí puedes ser amig@ de tu ex. Porque si quieres a una persona la puedes seguir queriendo .

EL PESCADOR Y EL INDUSTRIAL..(YO PREFIERO SER EL PESCADOR)

El rico industrial del Norte se horrorizó cuando vio a un pescador del Sur tranquilamente recostado contra su barca y fumando una pipa.
-¿ Por qué no has salido a pescar?, le preguntó el industrial.
– Porque ya he pescado bastante por hoy, respondió el pescador.
– ¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas?, insistió el industrial.
– ¿Y qué iba a hacer con ello?, preguntó a su vez el pescador.
– Ganarías más dinero, fue la respuesta. De ese modo podrías poner un motor a tu barca. Entonces podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces. Entonces ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nylon, con las que obtendrías más peces y más dinero. Pronto ganarías para tener dos barcas, y hasta una verdadera flota. Entonces serías rico, ¡como yo!
– ¿Y qué haría entonces?, preguntó de nuevo el pescador.
– Podrías sentarte y disfrutar de la vida, respondió el industrial.
– ¿Y qué crees que estoy haciendo en este preciso momento?, respondió el satisfecho pescador.
Es más acertado conservar intacta la capacidad de disfrutar que ganar un montón de dinero.

VIVIR Y PERDONAR

Una mañana un joven recibió una llamada de su ex-novia, en la cual le decía…
“Yo también sentí lo mismo que tu anoche…Te espero dentro de una hora en el parque, junto al pequeño muelle del lago.”
El puso el teléfono en su lugar y su impresión fue un poco aterradora, ya que un día antes había soñado a su ex novia, con la cual había quedado en malos términos y por rencores y orgullos ambos perdieron la comunicación de pareja y amistad.
Tomó una ducha, se arregló y pensó en decirles a sus amigos que ella le había llamado, pero prefirió dejarlo en privacidad… Total, era el momento para que ambos volvieran a cruzar palabras, ya que el orgullo no debe ser eterno, ni mucho menos un castigo en juicio….
El joven se dirigió al parque, se acercó al pequeño muelle y se sentó, observando y pensando que iba a pasar, qué le diría su ex novia? De qué iba hablar?
Miraba a la gente pasar y entre esa gente la vio, su ex novia se acercaba a él de forma misteriosa… la vio extraña, vestía totalmente diferente! No vestía sus ropas frecuentes, ahora vestía un vestido blanco, que hacía ver en su rostro una extraña palidez. Su mirada reflejaba una paz inmensa, lucía tan hermosa. Era como si destellara rayos de luz……


Vestía unos zapatos impecablemente limpios del mismo color del vestido…. El intentó decirle hola pero ella le dijo…
– “Caminemos….”
Ella comenzó la conversación….
– “He sabido que has estado triste y que has tenido muchos problemas…. Te he soñado llorando… te he escuchado gritar afuera de mi casa… Y no me acercaba a ti, debido a las circunstancias, debido a tontos orgullos. Yo sé que tú no querías saber nada de mí… Y no te culpo… Ambos nos lastimamos demasiado, nos hicimos mucho daño y logramos alejarnos…. No vengo a discutir… No vengo a pedirte perdón…. Solo he venido a decirte que aunque las cosas no se arreglaron en su debido momento… Yo creo que nunca es tarde…….Sabes? Esperé a que tú me llamaras, para poder hablar… Pero tu llamada nunca llegó….El esperarte… el pensar en ti… Borró mi apetito… Robó mis días de sol… y me fue venciendo poco a poco…. Sin embargo guarde Fe… y dije ‘él llamará’…. Más nunca lo hiciste….No te culpo pero sí te comprendo…. Sé lo que sentiste anoche… sé lo que te pasó, yo también lo sentía en ese momento, pero con mucho más dolor… Grité tu nombre mil veces… y grité mil veces perdón. Qué lástima que no me hayas escuchado… Qué lástima que no me hayas llamado… Pero, ¿sabes amor? Creo que nunca es tarde para perdonar y si te pedí que vinieras al parque fue para entregarte esto…. Ella le entregó en sus manos una cruz, la cual era símbolo del amor de los dos… Esta cruz es mi cuerpo… Esta cruz es quien soy… Te amo y quiero que la conserves contigo por el resto de tu vida….”
El se quedó sin palabras mientras gruesas lágrimas resbalaban por sus mejillas…. La gente lo miraba y lo señalaban…. Alguien le preguntó:
– “Joven: está usted bien?”
Y él respondió:
– “Sí, ¿por qué?”
– “Lo veo caminar y lo veo llorar… Le sucede algo?….”
– “Nada, gracias, simplemente estoy conversando con ella…”
La persona que preguntó se retiró extrañada del lugar…
El acompañó hasta su casa a su ex novia, ella le pidió que por favor la esperara afuera y él accedió… Ella nunca lo hacía esperar en el patio… Se quedó 10 minutos esperando… y no regresaba. De pronto escuchó voces y vió salir de la casa al papá de ella, con cara triste y ojos llorosos… Lo abrazó y le dijo:
– “Se nos fue, se nos fue…….”
Una extraña sensación recorrió todo su cuerpo y entró corriendo a la casa, entró a la recamara de su ex novia… En ella se encontraba la mamá de ella… abrazada del cadáver de la chica, el cual reflejaba en su rostro una profunda tristeza.
El joven, con llanto y un nudo en la garganta, le preguntó a la Señora:
– “Qué sucedió? Dígame que sucedió…”
– “Dice el doctor que murió de tristeza… Ella dejó de comer… dejó de reír….No sabemos si el desamor la alejó de todo… No sabemos si el sentimiento de culpa la hizo infeliz… Te ha dejado esta carta…”
El comenzó a leer….
“Sabes amor? Yo también sentí lo mismo que tú…. El aire empieza a faltarme, Intento gritar pero no puedo, luces blancas iluminan mi habitación…me voy para siempre amor….Gracias por haber ido al Lago… gracias por estar aquí… Aunque en vida no me pudiste perdonar… Sé que ahora lo harás frente a mi…..”
El miró el cadáver…
Y sólo dijo:
– “Perdóname tú a mí……”
En el amor, en la amistad…en la familia… no dejemos entrar sentimientos mezquinos en nuestro corazón, como lo son el rencor, el odio, el orgullo, la ira, etc….
Aprendamos a perdonar y a pedir perdón No dejemos que mañana sea demasiado tarde…
Mírense a los ojos… y sientan lo bello que es “vivir y perdonar”.