YA NO TE QUIERO

Ya no te quiero
no quiero nunca volver a verte
ni tampoco volver a amarte
apura y vete que voy odiarte
y en el día de tu muerte
abriré tu cuerpo inerte
para mis besos poder robarte
no mereces ninguna suerte
de las caricias que supe darte
y si algo de mi quieres llevarte
pues toma mis ojos que ya no quiero verte

Perdona Madre, A Este Hijo Que Te Ama

Mamita perdona mi necio responder,
Mi caminar apurado en donde parezco no conocer a nadie
Cuando a prisa entro y olvido besar tu cabecita
Que desmadeja temores por mi bien…
Perdona mi torpe actuar, mis palabras desalentadas
Mi mal humor rutinario y mi forma de responderte…
Nunca dejo de sentir ese inmenso amor por ti…
Es que los afanes nos van quitando el aliento
Y nos atisban de sinsabores…
Perdona mamita si mis manos no acarician como las tuyas
Pero solo soy alguien que ama a un ángel de amor
Y tú… como es la naturaleza de una madre, has de saber
perdonar a este tu hijo irreverente…
Perdóname este día y todos los días en que ofendo
Tu tierno corazón de madre…

Frases De Amor Para La Madre Fallecida

Cuánto extraño el calor de mi madre, desde que ella no está nunca me he vuelto a sentir en casa.

Cuando nos falta una madre, nos falta el manual de la vida para vivirla.

Si quieres saber que significa el verdadero amor… pregúntale a quien te dio el ser por amor… tu Madre!

Mi madre me ha dejado tan solo y desamparado en el mundo, apenas puedo ser capaz de distinguir la vida…

Madre por qué partiste tan pronto… por qué no tengo las alas para alcanzarte…

Madre mía, madre que partiste al infinito, tan huérfano estoy, tan solo me siento, nunca cortaron nuestro cordón umbilical…

Cuando una madre se marcha al cielo, solo cabe el recordar ese amor sublime que nos dio y tratar de amar de la misma manera…

Frases De Homenaje A La Madre Soltera

Mujer tú que acunas a tu hijo en soledad, que llevas en tu pelo las nieves de la fatiga, que en silencio, derramas lágrimas de súplica, no temas porque de ti se acuerda el Señor!

Madre en soledad es aquella que calla su desamparo para acallar el hambre de sus hijos con esfuerzo y sacrificio, madre valerosa ante la vida!

Madre que te faltó el apoyo de un brazo fuerte que te diera el cobijo mientras tú te enfrentabas a los desafíos de la vida, Dios te corona de bendiciones y nunca te abandonará!

Una madre que sufre el desaliento del abandono, es una madre que se gradúa en la vida con honores, cuando de su hijo hace un ser digno a través de su dedicación constante!

He sabido que una madre que educa sola a sus hijos, es comparable a un titán, qué podrá contra ella, si ni los quebrantos, ni la injusticia, ni la incomprensión le bajaron la mirada?, Dios las bendiga!!

Madre, cariñito santo, que te afirmaste ante la ausencia de un padre, el cual cobarde escapó del llamado de la sangre… nunca habrá dolor que te doblegue, tus riendas firmes serán eternamente!

Gracias a ti, madre hermosa, porque tu alma es aura bendita que te alumbra cual estrella, eres bella, eres mi reina!

Frases Para Una Madre Ausente

Querida madre, cuánto me haces falta, desde que no estás, no tengo con quien hablar sinceramente, regresa pronto porque te extraño…

Madre es la palabra sublime, madre eres, mi madre querida, aunque no estás conmigo, mi corazón te siente cerca porque no te has ido.

Gracias madre mía por haber estado a mi lado, gracias madre por dejarme esos bellos recuerdos, porque cerrando mis ojos yo te veo…

Madre, yo te amo, perdona que te recuerde llorando…

Madre es el ángel que nos cuida hasta que volvemos a la casa del padre, mi madre es mi ángel.
Te extraño madre mía, te extraño cada día…

Madre eres bella, mi corazón te anhela y te reclama, ven pronto de ese viaje, quiero tener tu abrazo!
Por qué no estás aquí madre querida, por qué sufro esta agonía… Una madre como tú, no hay dos en esta vida!

FRASES PARA EL DÍA DE LA MADRE

Madre, en tus ojos adivino la pureza de tu amor, madre eres fuente divina de inspiración, te quiero mi madre!!

Madre de tus labios aprendí a decir amor, en este día de la madre quiero decirte de corazón, gracias por todo el amor que me has dado…

Madre déjame secar tus lágrimas, tu sacrificio de amor solo Dios te puede galardonar, yo vivo llevando en mi corazón tus sabias enseñanzas que jamás olvidaré.

Mi madre eres, mi madre siempre, nunca me dejes porque es tu cuidado prolijo el que me alimenta el alma.
Gracias madre, te digo en este día, eres merecedora de todo mi amor, quisiera darte la luna y el sol, pero se que todo lo que deseas es que te diga que te quiero de todo corazón!

Feliz Día de las Madres, que Dios te colme de larga vida y que pueda en mí perpetuar las virtudes de tu vida, porque has sabido ser ejemplo de lealtad y sacrificio.

Felicidades mamita, quisiera que todos los días tu rostro esté iluminado de alegría, déjame abrazarte y decirte lo mucho que te amo!!

¿Por que lloras mamá?

¿Por que lloras mamá? le pregunto un niñito a su madre.
Porque soy mujer, le contesto la mujer. Pero yo no entiendo.
Su madre se inclino hacia el y abrazándolo le dijo, Y nunca lo entenderás.
Más tarde el niñito le pregunto a su padre: ¿Por qué mamá llora a veces sin ninguna razón?
Todas las mujeres lloran siempre sin ninguna razón.
Era todo lo que el padre le podía contestar.
El pequeño niño creció y se convirtió en todo un hombre preguntándose todavía por qué era que las mujeres lloraban.
Un día el niño convertido en hombre se arrodillo y le pregunto a Dios: ¿Por qué lloran tan fácilmente las mujeres?
y Dios le dijo: “Cuando hice a la mujer tenia que ser algo especial”.
Hice sus hombros suficientemente fuertes como para cargar el peso del mundo entero, pero a su vez, lo suficientemente suave para confortar a quién lo necesite.
Le di una inmensa fuerza interior para que pudiera soportar el dolor de dar a luz y hasta el rechazo que muchas veces proviene de sus propios hijos.
Le di una dureza que le permite seguir adelante y cuidar a su familia, a pesar de las enfermedades y la fatiga, y sin quejarse aun cuando otros se rinden.
Le di la sensibilidad para amar a un niño bajo cualquier circunstancia, aún cuando su niño la haya lastimado mucho.
Esa misma sensibilidad que hace que cualquier tristeza, llanto o dolor del niño desaparezca y que le hace compartir las ansiedades y miedos de la adolescencia, e incluso de la edad madura.

Le di sabiduría para saber que un buen esposo nunca lastimaría a su esposa y a veces le pongo pruebas para medir su fuerza y su determinación para mantenerse a su lado, a pesar de todo.
Le di lágrimas de las reales que brotan de ella exclusivamente cuando su ser necesita expresarse más allá de las palabras.
Esa es su única debilidad… lagrimas que piden perdón por los errores y la dureza del corazón de la humanidad.
Le doy gracias a Dios por haber creado a la mujer.

LOS 5 ARREPENTIMIENTOS

LOS 5 ARREPENTIMIENTOS

Durante muchos años trabajé en los cuidados paliativos. Mis pacientes eran los que habían ido a casa a morir.

Algunos momentos increíblemente especiales fueron compartidos. Yo estaba con ellos las últimas tres o doce semanas de sus vidas.

La gente crece mucho cuando se enfrentan a su propia mortalidad, y he aprendido a no subestimar la capacidad de alguien para crecer.

Algunos cambios fueron fenomenales. Con cada experiencia, una variedad de emociones esperadas, como la negación, el miedo, la ira, el remordimiento, más negación y con el tiempo, la aceptación.

Pero cada paciente encontró su paz antes de partir, cada uno de ellos.

Cuando les preguntaba acerca de cualquier arrepentimiento que tenían o cualquier cosa que hubieran querido hacer diferente, surgieron unos temas comunes una y otra vez. Estos son los cinco más comunes:

1. HUBIESE DESEADO HABER TENIDO EL CORAJE DE VIVIR UNA VIDA FIEL A MÍ MISMO, Y NO LA VIDA QUE OTROS ESPERABAN PARA MÍ.

Este era el lamento más común de todos. Cuando la gente piensa que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás con claridad, es fácil ver cómo muchos sueños se han ido sin ser cumplidos. Muchas personas no habían cumplido ni la mitad de sus sueños y tenía que morir sabiendo que era debido a las elecciones que habían hecho, o las que no habían hecho.

Es muy importante tratar de cumplir al menos algunos de tus sueños a lo largo del camino. Desde el momento en que pierdes tu salud, es muy tarde. La salud da una libertad que muy pocos reconocen, hasta que ya no la tienen.

2. DESEARÍA NO HABER TRABAJADO TAN DURO.

Esto vino de cada paciente de sexo masculino que cuidé. Ellos se perdieron la niñez de sus hijos y la compañía de sus parejas. Las mujeres también hablaron de este arrepentimiento. Pero la mayoría fueron de una generación anterior, muchos de los pacientes de sexo femenino no habían sido el sostén de la familia. Todos los hombres a los que cuidé lamentaron profundamente haber pasado gran parte de sus vidas en el trabajo.

Simplificando tu estilo de vida y tomando decisiones más conscientes a lo largo del camino, es posible que no necesites los ingresos que crees que necesitas. Y al crear más espacio en tu vida, serás más feliz y más abierto a nuevas oportunidades, unas que se adaptarán mejor a tu nuevo estilo de vida.

3. DESEARÍA HABER TENIDO EL CORAJE DE EXPRESAR MIS SENTIMIENTOS.
Muchas personas suprimieron sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Como resultado, se conformaron con una existencia mediocre y nunca llegaron a convertirse en lo que realmente eran capaces de ser. Muchas enfermedades se desarrollan como resultado de la amargura y el resentimiento que llevan dentro.

No podemos controlar las reacciones de los demás. Sin embargo, aunque las personas puedan inicialmente reaccionar cuando cambias y hablas con sinceridad, al final la relación llegará a un nuevo y más saludable nivel. Eso o te ayudará a reconocer una relación enfermiza en tu vida. De cualquier manera, tú ganas.

4. DESEARÍA HABER ESTADO MÁS CON MIS AMIGOS.

A menudo no se dan cuenta realmente de lo beneficioso que son los viejos amigos hasta sus últimas semanas de vida, y no siempre fue posible localizarlos. Muchos de ellos habían llegado a estar tan atrapados en sus propias vidas que habían descuidado amistades de oro en los últimos años. Había mucho arrepentimiento por no haberle dado a la amistad el tiempo y esfuerzo que se merecían. Todos echan de menos a sus amigos cuando están muriendo.

Es común para los que tienen un estilo de vida muy ocupado descuidar a las amistades. Pero cuando te enfrentas con tu inminente muerte, los detalles físicos de la vida desaparecen. La gente quiere tener sus asuntos financieros en orden, si es posible. Pero no es el dinero o el estatus lo verdaderamente importante para ellos. Ellos quieren hacer cosas que le sean más beneficiosas a sus seres queridos. Por lo general, sin embargo, están demasiado enfermos y cansados como para manejar esa tarea. Entonces, al final, todo se reduce al amor y a las relaciones. Eso es todo lo que queda en las últimas semanas: el amor y las relaciones.

5. DESEARÍA HABERME DEJADO SER MÁS FELIZ.

Esta es sorprendentemente común. Muchos no se dieron cuenta hasta el final que la felicidad es una elección. Se habían quedado atascados en viejos patrones y hábitos. El llamado “confort” de las cosas familiares fluyó dentro de sus emociones, así como en su vida física. El miedo al cambio los tenía engañando a los demás y a sí mismos, fingiendo que estaban contentos. Cuando en lo profundo, deseaban que las risas y las tonterías volvieran a sus vidas de nuevo.

Cuando estás en tu lecho de muerte, lo que los demás piensen de ti está muy lejos de tu mente. ¡Qué maravilloso sería que no te importe eso y sonreír nuevamente, mucho antes de que te estés muriendo!

La vida es una elección. Es TU vida. Elige conscientemente, elige sabiamente, elige honestamente. Elige la felicidad.